ROBOT DE LUZ ULTRAVIOLETA

El Hospital de Toledo hace un 'fichaje' de vanguardia para desinfectar sus estancias

FOTO: JCCM FOTO: JCCM

El Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha incorporado recientemente un nuevo equipo robotizado de radiación ultravioleta UV para llevar a cabo la desinfección ambiental de las estancias hospitalarias, eliminando los principales patógenos en superficies, como el coronavirus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19.

La responsable del servicio de Medicina Preventiva del Hospital de Toledo, la doctora Enriqueta Muñoz, ha explicado que esta novedosa técnica de luz ultravioleta UV, es una alternativa a las técnicas tradicionales de desinfección terminal de espacios, como el peróxido de hidrógeno, y resulta muy eficaz dado que reduce el tiempo de espera para poder acceder a la habitación tras la desinfección.

Con otras técnicas de desinfección terminal que se emplean habitualmente, los pacientes deben esperar una media de tres horas para poder entrar en las habitaciones que han sido desinfectadas, mientras que con este nuevo equipo se reduce el tiempo de acceso a unos 20 minutos con todas las garantías de seguridad para el paciente, ha informado la Junta en nota de prensa.

El sistema UV-C produce una radiación ultravioleta programada con una longitud de onda de entre 200 y 280 nanómetros, con efecto germicida que altera el ADN de los microorganismos impidiendo su reproducción. La doctora Muñoz ha relatado que el método tradicional de desinfección precisa sellado del sistema de climatización y estanqueidad de la zona a desinfectar debido la dispersión del gas emitido, que es tóxico a las concentraciones que se generan durante la emisión del gas o las micropartículas, mientras que con esta novedosa técnica no es necesario sellar ni apagar el sistema de ventilación.

Sector al alza

La luz ultravioleta es uno de los sistemas con mayor desarrollo en los últimos años. La inactivación de los microorganismos se produce por absorción de luz UV, que causa una reacción fotoquímica en el microorganismo que daña los ácidos nucleicos y otros componentes celulares vitales, causando un daño irreparable o muerte de los patógenos expuestos. La radiación no penetra la capa de ozono o el vidrio. Permite la descontaminación de las habitaciones y también del mobiliario y equipamiento sin necesidad de una ventilación posterior, además presenta mínimos riesgos de salud y mayor seguridad frente a otros métodos. 

El Complejo Hospitalario lleva a cabo un exhaustivo plan de descontaminación ambiental y limpieza de sus instalaciones para minimizar los riesgos de contagios y ofrecer una asistencia sanitaria con todas las garantías de seguridad del paciente. Como complemento a las técnicas utilizadas habitualmente, el Hospital de Toledo ha adquirido este nuevo dispositivo en el que se ha invertido cerca de 67.000 euros.

Compartir
Update CMP