DIRECTOR DE NEREYDAS Y ACCADEMIA BAROCCA LUCERNENSIS

Javier Ulises Illán, inmerso en nuevos proyectos: "Es muy satisfactorio irnos con la cabeza alta"

El toledano Javier Ulises Illán, director de orquesta con capacidad para abordar desde la excelencia todos los repertorios, ha demostrado durante estos años su pasión contagiosa por sacar adelante nuevos proyectos, entre los que destacan las dos formaciones que dirige, Nereydas y Accademia Barocca Lucernensis.

Nereydas nació en 2010 y fue creación Javier Ulises, que dio el salto a gestionar una orquesta y a dirigir músicos. La formación comenzó con un disco-libro llamado "Angélico Greco. El cielo se llenó de música", con piezas que van de 1570 a 1610 de Diego Ortiz, Guerrero o Victoria, y continuó con músicas para las catedrales de Salzburgo y Viena en la Catedral de Toledo, el repertorio más tardío y de mayor formato que han hecho. 

Desde 2015, Ulises Illán también ejerce como titular de la Accademia Barocca Lucernensis, coro y orquesta. "Los proyectos que se realizan con la Accademia están apoyados, en su mayoría, por instituciones privadas, lo que nos permite llevar a cabo nuestra actividad. Entre otros, hemos creado un proyecto de recuperación de la música del archivo de la Catedral de Dresde", señala el director. 

Uno de los grandes proyectos con esta formación en 2020 ha sido la grabación de La Pasión según San Juan de Bach en el el Konzertsaal de Lucerna, justo antes de la crisis del coronavirus. Ahora, Ulises Illán tienen en mente "virar hacia la ópera porque, aunque hemos hecho algo en concierto, no hemos realizado ningún monográfico". "Me encantaría poder establecer una temporada de conciertos en el KKL de Lucerna y tener acceso a las redes de teatro de ópera". 

El director de orquesta cree que "la música tiene la capacidad de conectarnos con otras personas" y que "el tapiz estético de la obra que nos está uniendo es solo un elemento más". Por ello, le gustaría poder desarrollar varios repertorios, "siguiendo siempre con un pie puesto en las músicas históricas, y sin que me tiemble el pulso por dirigir música contemporánea". 

"La preparación la tengo, la sensibilidad también, y lo que falta son los flujos de trabajo, necesito que me ofrezcan retos para poder asumirlos. Mi deseo es huir de la burocracia para poder hacer arte, para hacer música y poder trabajar con mis manos y mi mente obras musicales", comenta.

El año pasado, Ulises Illán dirigió la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE) que, según afirma, "fue una oportunidad para abrirles una ventana al historicismo sin prejuicios, con profesionales de primer nivel". Además, también ha colaborado con la Orquesta de Cámara de España, dirigida por Vicente Cueva y que "forma parte de un tejido vivo que aporta salud al entramado cultural".

Ahora, el director tiene en marcha La Fura del Baus y en mayo de 2021 estará en Moscú con La Creación de Haydn. Además, estará involucrado en el proyecto de Magallanes y Elcano, "que se ha visto truncado varias veces, pero que pronto saldrá a la luz". En noviembre también formará parte de la Academia Internacional de Dirección de Orquesta (AIDO) dirigida por Cristóbal Soler.

En cuanto a proyectos futuros, Ulises Illán explica que "desde el año pasado estoy trabajando en un documental sobre el patrimonio musical en España. Se centra en los protagonistas de cada uno de los pasos que se dan desde el archivo hasta que la obra se presenta en concierto. Está basado en el proyecto de "Estruendos sonorosos" de Nereydas y pretende visibilizar a cada una de esas personas".

El director considera que "cada vez es más complicado diferenciarse porque los presupuestos que se manejan no dan para pagar orquestas". Sin embargo, cree que, debido a la formación que tiene y a las capacidades técnicas que ha desarrollado, puede gestionar al mismo tiempo un grupo coral y un grupo instrumental y, precisamente, "eso es lo que nos diferencia".

Para finalizar, señala que "es muy satisfactorio irnos con la cabeza alta, sabiendo que hemos conectado con el público y que hemos abierto ventanas al conocimiento y al disfrute. Me interesa que el público, al entender la música, la ame". 

Compartir