"MANUAL URGENTE DE COMUNICACIÓN ONLINE EN PANDEMIA COVID-19"

Las claves de un experto de Castilla-La Mancha para comunicarse online en tiempos de pandemia

Las circunstancias sanitarias actuales exigen el desarrollo de habilidades, competencias y recursos en la sanidad y en la sociedad en general. Es por ello que el experto y docente castellano-manchego de habilidades de comunicación en el sector de la sanidad, director de comunicación del Grupo Casaverde, Julio García Gómez, ha creado un “Manual Urgente de Técnicas de Comunicación Online en Pandemia” orientado a profesionales,  empresas de cualquier actividad y a la sociedad, que cada día realiza más trabajos y funciones online.

Si se siguen las pautas de este manual que, según ha indicado García, está planteado como curso práctico rápido de autoayuda, "en poco tiempo se podrá dominar el arte y oficio de la comunicación a distancia con efectividad". "Por la vía rápida y práctica, intentaremos dominar las técnicas de comunicación en la situación especial que vivimos en nuestra sociedad, donde las circunstancias sanitarias marcan unas normas para evitar el contacto físico y, por ello, se está desarrollando la comunicación a distancia que mantendrá su auge en el futuro", ha comentado.

Puntos fuertes a potenciar y débiles a mejorar

García considera que para dominar la comunicación a distancia se debe potenciar el dominio de la profesión y la actividad que se desarrolle; el manejo adecuado de la voz y la imagen, que dará juego para una comunicación versátil en el contacto online con el paciente en el caso de los profesionales sanitarios, o de la profesión concreta que se practique; el correcto uso de un estilo de comunicación directo y cercano, lo que facilita la comunicación interpersonal en las plataformas de la red; la necesidad de plantear, desarrollar, extractar y desmenuzar bien los contenidos, que se deben repetir en los mensajes para fijar conceptos en el los interlocutores, y el empleo de un lenguaje coloquial reforzado por las palabras y términos técnicos que sean necesarios en cada caso.

En lo que respecta a los puntos débiles, García indica que se debe evitar la monotonía en la voz para que no sea "regular", por lo que es necesario elevar el tono en determinadas palabras que se deban remarcar en la exposición de ideas para llamar la atención de los interlocutores; destacar conceptos remarcando, entonando y elevando el tono en alguna palabra o frase para evitar la monotonía y llamar la atención de los interlocutores, y procurar hacer frases cortas con sentido, punto y seguido, más comprensibles y fáciles de asimilar.

Además de potenciar el lenguaje verbal, el experto ve necesario incidir en el lenguaje no verbal. "El espacio al que nos enfrentamos en las sesiones online está muy limitado a una pantalla en un primer plano, ya que si el profesional se aleja un poco de la cámara para obtener un plano más abierto donde se puedan ver las manos, se pierde el sonido. Por tanto, vamos a sacar rendimiento a los gestos y al movimiento de las manos en algún caso", ha explicado.

Puesto que las manos quedan normalmente por debajo del plano del ordenador, García considera que "si queremos reforzar un concepto o idea, podemos elevarlas y de esa manera nos ayudarán a dar más énfasis a una palabra o una frase". "Las manos nos ayudan a remarcar el lenguaje verbal. En cuanto a la cabeza, debe permanecer erguida y evitar balanceos. Todo esto debe ser realizado con toda naturalidad y sin forzar nada". 

Plan de acción de mejora

Con todos estos elementos expuestos, el docente considera que "podemos trabajar por nuestra cuenta y autoevaluarnos". Para ello, es aconsejable grabar pequeñas simulaciones de  intervenciones ficticias delante de la cámara, visionar después, observar puntos fuertes y débiles y fijar un sencillo “plan de mejora” donde nos marquemos objetivos a corto plazo, que nos animen a seguir avanzando y mejorando. 

García propone, como plan de trabajo genérico, realizar unos ejercicios con la voz en tonos alto, medio y bajo en voz alta con una frase corta, para romper la monotonía del sonido que emitimos. En cuanto a la imagen, es recomendable hacer alguna simulación delante del ordenador con la cámara conectada o en el teléfono móvil. "Elige un tema cualquiera a desarrollar y ponte delante del ordenador a explicar. Anota en un folio qué observas en ti, qué fallos o qué aciertos aprecias. A modo de autoevaluación".

Compartir