20 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA GRAN RECOGIDA ES INMINENTE

Más de 500 voluntarios en Toledo para el momento más grande del año

Imagen de archivo
Imagen de archivo

El Banco de Alimentos de Toledo ya tiene 532 voluntarios dispuestos a realizar la "Gran Recogida" que este año tendrá lugar el viernes 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre, en 62 establecimientos de 32 localidades de la provincia toledana. El presidente del Banco de Alimentos de Toledo, Manuel Lanza, ha explicado a Efe que el Banco de Alimentos toledano se halla inmerso en el reparto de los materiales necesarios para que los comercios de la provincia puedan recoger la comida. 

En concreto, se reparten octavillas en las tiendas con el fin de recordar la iniciativa a los clientes, se distribuyen cajas con capacidad para albergar 400 kilos de alimentos y se firman los seguros de responsabilidad civil para los 532 voluntarios apuntados hasta el momento. 

Para transportar las cajas desde los comercios hasta las instalaciones del Banco de Alimentos toledano, los voluntarios emplean cuatro furgonetas y un camión que ya están a punto para empezar a recorrer los establecimientos de la provincia desde el mismo sábado 1 de diciembre, dado que algunos no tienen suficiente espacio para almacenar las cajas, y seguirán el lunes 3 y el martes 4 de diciembre. 

Una vez en el Banco de Alimentos, los productos recolectados se clasifican en función del tipo de alimento y la fecha de caducidad y el reparto se hace en función de las existencias. Aunque la "Gran Recogida" dura dos días, ésta comienza a planificarse en abril y los trabajos organizativos se intensifican desde mediados de octubre, cuando se inician los contactos para saber si se suman los colectivos implicados en años anteriores. 

Los interesados en sumarse a esta iniciativa solidaria con motivo de las fechas navideñas podrán colaborar en 62 tiendas de 32 municipios como Toledo, Talavera de la Reina, Illescas, Olías del Rey, Bargas, Seseña o Mora, entre otros muchos. 

El Banco de Alimentos comenzó con esta campaña de recogida de alimentos en 2013 cuando se recogieron 41.105 kilos, una cifra que en 2017 se duplicó al alcanzar los 88.000 kilos en la provincia toledana y que este año esperan superar, aunque Lanza ha puntualizado que muchas veces lo relevante no son las cantidades sino el tipo y la calidad del alimento. 

"La unidad de medida es el kilo. Es un poco engañoso porque no es lo mismo un kilo de arroz que uno de jamón", ha comentado Lanza, quien ha avanzado que en el último año se ha incrementado en mayor proporción la cantidad de productos en conserva que de patatas o pasta, una tendencia que esperan mantener en esta campaña. Esta organización sin ánimo de lucro trabaja con 147 entidades que atienden a unas 14.000 personas en la provincia de Toledo.

COMPARTIR: