MENSAJE DEL EXPRESIDENTE REGIONAL

Barreda critica al Gobierno de Sánchez por sus cesiones a los independentistas

José María Barreda en una imagen de archivo
José María Barreda en una imagen de archivo

El diputado socialista y expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha pedido este miércoles al Gobierno y a su partido que "ponga pie en pared" y clarifique las cosas porque "una vez más" transmite "la impresión de que está cediendo en la batalla de las ideas y de los símbolos" ante los independentistas.

Al mismo tiempo que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Clavo, explicaba en Moncloa la política y la gestión que está llevando a cabo con los partidos catalanes para solucionar la situación de Cataluña, Barreda ha comparecido ante los medios para expresar que esta misma gestión y esta misma política "no benefician para nada al PSOE" cara a las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo.

"Indudablemente esta cuestión que nos ocupa, el de la organización territorial de España, influirá mucho", ha añadido el expresidente de Castilla-La Mancha, quien se suma así al coro de voces críticas que en el seno del PSOE están cuestionando la negociación con los partidos catalanes.

Barreda ha hecho hincapié en "la batalla de lo simbólico", que en política es algo "muy importante", pues a su juicio "los independentistas van por delante en este terreno", y en consecuencia, "ganando espacios y símbolos poco a poco".

Para el diputado socialista, "ha llegado tal vez el momento de poner pie en pared y de clarificar las cosas", ha recalcado ante la impresión, que comparte, de que el Gobierno está cediendo.

De hecho, Barreda ha reconocido "confusión" respecto de los 21 puntos que en la reunión de Pedralbes del pasado diciembre el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, transmitió a Pedro Sánchez, pues "la mayoría de ellos son inaceptables". Entre esos puntos, figuran alusiones a la democracia española o al papel de las fuerzas de seguridad del Estado.

También ha reconocido Barreda que la irrupción de la figura del "relator" en la mesa de partidos catalanes causa "confusión", y no sólo por la propia denominación o las funciones que se le puedan atribuir, sino además porque "se pone en evidencia que no se sabe muy bien qué es lo acordado".

El expresidente de Castilla-La Mancha, una de las voces críticas con Sánchez en el seno del grupo parlamentario socialista, ha remarcado, por otro lado, que estas negociaciones no pueden justificarse por la necesidad de continuar con la tramitación de los Presupuestos en el Congreso.

COMPARTIR: