FALLECIÓ POR UNA INFECCIÓN TRAS SER INTERVENIDO EN CUENCA

La familia de un paciente del SESCAM que murió tras una operación de cadera recibirá más de 200.000 euros

El Juzgado de 1ª Instancia nº 6 de Majadahonda (Madrid) ha dictado una sentencia firme en la que condena a MAPFRE, como aseguradora del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), a abonar 207.284 euros a la viuda e hijos de un paciente de 58 años que falleció a causa de una grave infección que no pudo superar tras una intervención de prótesis de cadera en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

Según relata la asociación 'El Defensor del Paciente', cuya abogada Carmen Fernández-Bravo ha tramitado la demanda, el paciente E.D. fue diagnosticado de coxartrosis de cadera y operado el 2 de mayo de 2014 tras 8 meses en lusta de espera, un tiempo durante el que "no se le facilitó consentimiento informado ni se le informó de los riesgos de la intervención". En el postoperatorio, de fecha 6 de mayo de 2014, consta en las anotaciones de enfermería que presentaba una ampolla importante en la pierna que se vació extrayendo 15 cc de líquido de la misma. En ese momento no consta que se avisase al médico para valorar al paciente, ni siquiera consta que un médico indicase el drenaje de la ampolla, ni consta el lugar donde se realizó el mismo. Se le dio el alta sin comprobar su estado, siendo controlado por Atención Primaria acudiendo a realizarle curas, sin percatarse en todo ese tiempo del grave empeoramiento que sufría con claros síntomas de infección. Reingresó, en fecha 15 de mayo, presentando una grave sepsis de la cual fue empeorando hasta el fallecimiento en fecha 31 de mayo de 2014.

Ahora, seis años más tarde, la sentencia reconoce que el paciente debería haber recibido información tanto general como personalizada de la intervención, máxime teniendo en cuenta que era un paciente diabético. "Hubo tiempo para informar y no se hizo", asegura 'El Defensor del Paciente' en una nota de prensa. Por ese motivo, el juzgado de 1ª Instancia de Majadahonda ha confirmado la responsabilidad de la aseguradora del SESCAM por el daño ocasionado, acordando la indemnización de 147.628 euros más 59.656 euros en concepto de intereses.

Compartir