SIGUE LA PELEA DURANTE LA RESACA DE LAS PRIMARIAS

Podemos no descarta dejar fuera de las listas al incómodo David Llorente pese a ser el segundo candidato más votado

María Díaz y David Llorente son los dos únicos diputados de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha. Imagen de archivo.
María Díaz y David Llorente son los dos únicos diputados de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha. Imagen de archivo.

¿Para qué han servido las primarias en Podemos Castilla-La Mancha? Es la pregunta que cabe hacerse después de que este miércoles la secretaria de Organización del partido en la región, María Díaz, no haya descartado que el diputado guadalajareño David Llorente quede fuera de las listas de las elecciones autonómicas de mayo de 2019 pese a haber sido el segundo candidato más votado en un proceso interno cuyos resultado se conocieron este martes. Las bases, con el 51 % de los votos, decidieron que el secretario general, José García Molina, sea el candidato a la Presidencia de la Junta, frente al 28 % de los apoyos que consiguió el propio Llorente y el 21 % de Gemma Heras.

El parlamentario de Guadalajara, que forma parte de la corriente Anticapitalistas y supone un elemento incómodo para el aparato de Podemos CLM debido a su oposición a la estrategia política de García Molina y Díaz, también fue el segundo candidato más votado en las primarias para el cuerpo de lista para las Cortes de Castilla-La Mancha, por lo que su ausencia en puestos de cabeza en las listas electorales sería cuanto menos sorprendente y difícilmente justificable.

María Díaz, en la rueda de prensa que ha ofrecido para valorar el proceso de primarias, a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que Llorente ni siquiera forme parte del elenco electoral pese a haber sido el segundo candidato más votado, ha respondido que "caben todas las posibilidades" ya que el orden de la lista no es definitivo y que dependerá de las negociaciones de confluencia con otros partidos como IU y del cumplimiento de los documentos de Feminismos de Podemos en relación a la paridad y las listas cremallera.

"Cuando se hagan las papeletas y la confluencia, se ubicarán a los candidatos en cada puesto", ha incidido, por lo que "caben todas las posibilidades porque las confluencias son una negociación -que no está cerrada- y producto de ella pueden surgir muchas cosas".

Preguntada también por la dimisión de dos consejeras ciudadanas de Podemos Castilla-La Mancha y por la solicitud de recusación del equipo técnico y de una auditoría externa sobre el resultado y el proceso de primarias por parte de Llorente, la secretaria regional de Organización de la formación morada ha eludido pronunciarse. Eso sí, ha asegurado que "uno tiene que ser elegante cuando se gana y cuando no se gana".

En cualquier caso, ha defendido que en Podemos son "escrupulosos con los procesos" y por ello llevó a cabo un procedimiento antifraude y ha resaltado que confía "plenamente" en el trabajo que hace la Secretaría de Organización estatal y la empresa que se ha encargado de la votación.

Además, ha añadido que cuando una persona se presenta como candidato debe conocer los reglamentos y los órganos que se constituyen para las primarias, así como ha afirmado que el equipo técnico -del que Llorente ha pedido su recusación- solo "organiza un debate entre los candidatos, nada más", porque el órgano que vela por el proceso es el Comité Electoral.

María Díaz, además, ha destacado que Podemos está "muy contento" porque una vez más la gente ha decidido quiénes quieren que sean sus candidatos a representarlos en las instituciones, a diferencia de otros partidos en los que "se señala con el dedo divino".

Un proceso que pese a haber estado rodeado de polémica y bajo la sombra de la sospecha por supuestos favoritismos e irregularidades, ha calificado como "ejemplar" y en el que "se ha jugado limpio".

La secretaria regional de Organización ha asegurado que también están "contentos" con la participación en las primarias, la cual ha cifrado en el 77,2 por ciento en relación a los inscritos verificados. No obstante, ha reconocido un "descenso de participación" con respecto a otros procesos de consulta a los inscritos en la formación y ha apuntado que se está produciendo en todas las comunidades autónomas, lo cual ha achacado al proceso de verificación de identidad que puso en marcha Podemos, aunque ha agregado que tendrán que ver qué está pasando y "trabajar por que la participación aumente".

Sin embargo, ha señalado que si observa la participación en procesos de primarias del Partido Popular y del Partido Socialista le "causan risa", y ha hecho hincapié en que los llamados a votar en las primarias autonómicas de Podemos eran 3.066 verificados en el momento de la votación de los casi 17.000 inscritos en la región.

Llorente reclama su puesto y amenaza con ir a la Justicia

Minutos más tarde, en una rueda de prensa ofrecida a las puertas de las Cortes castellano-manchegas, Llorente se ha mostrado crítico con el proceso de primarias y ha alertado de que el propio García Molina utilizó la cuenta oficial en Twitter del partido para mandar un vídeo animando a la participación en el tramo final del plazo para votar, vídeo que, según ha dicho, fue retirado tras recibir críticas.

Además, ha indicado que el plazo para emitir sufragios empezó cerca de cinco horas antes de lo establecido y se prolongó hasta bien entrado el lunes, cuando el domingo debería haberse cerrado.

También ha recordado que había pedido la recusación de parte del equipo técnico que "debía velar por el proceso de las primarias" por no "garantizar la neutralidad". "Ya he denunciado que este equipo técnico no es transparente ni neutral. Mantengo mi solicitud de un auditoría externa de los resultados sin descartar otras opciones", ha avisado Llorente, que --sin dar plazos-- se ha reservado su derecho a acudir a los tribunales si no se satisfacen sus demandas.

En todo caso, ha insistido en varias ocasiones en que, a tenor de los resultados, la militancia de Podemos le ha elegido para encabezar la lista a las Cortes por la provincia de Guadalajara. "La gente ha dicho que quiere pluralidad, que quiere a García Molina por Toledo y a mí por Guadalajara", ha enfatizado.

"La gente no entendería que después de haber ganado en Guadalajara ahora se pretendiese desplazarme en la lista. En 2015 ya obtuve un éxito probado", ha resaltado, aclarando que en todo caso hay que confluir con otros partidos en Guadalajara, pero con él como cabeza de cartel.

De esta versión difiere la dirección del partido, que ha enviado un comunicado a los medios en el que precisan que Llorente ha sido el segundo más votado de todos los postulantes por la provincia de Guadalajara. Así, insisten en que Ana Isabel del Val, que forma parte de la candidatura de la corriente del ganador de las primarias, José García Molina, ha sido apoyada por 974 personas, mientras que David Llorente sólo ha recabado el favor de 898.

El sistema de voto ponderado que utiliza Podemos, en cambio, arroja 10.992 puntos para David Llorente, por 10.750 puntos para Ana Isabel del Val, debido a que más votantes han elegido a Llorente en primeras posiciones.

Para enredar más este asunto, Ana Isabel del Val ha reconocido en su cuenta personal de Twitter que los resultados de las primarias le impiden encabezar la lista de Podemos en Guadalajara.

El PP habla de "pucherazo" y el PSOE no lo valora

Tras estas declaraciones, la diputada del PP de Castilla-La Mancha Ana Guarinos no ha tardado en responder y ha calificado como "pucherazo electoral" el reciente proceso de primarias celebrado en el seno de Podemos, asegurando que en el partido morado "no se creen la democracia interna" tras los "resultados irrisorios" obtenidos de estas elecciones.

"Están tratando de ocultar lo que dicen sus bases. La diferencia entre Podemos y el PP es que nosotros sí nos creemos la democracia interna y Podemos no se la cree. Cuando tiene que poner en marcha la democracia, recurren al dedo del ordenador", ha aseverado.

En este sentido, ha recordado que miembros de Podemos están reclamando "limpieza ética", algunos consejeros "han dimitido" y que incluso el parlamentario de la formación morada David Llorente "ha pedido una auditoría de los resultados". "Están acostumbrados a regímenes dictatoriales", ha concluido.

Por su parte, el diputado socialista Fernando Mora no ha querido comentar este proceso ni sus resultados y, a preguntas de los periodistas en rueda de prensa, ha respondido que lo respeta, pero ha incidido en que es "un tema que tienen que resolver ellos" y que no es su competencia. 

El coordinador regional de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, tampoco ha querido valorar la polémica, asegurando que se trata de "batallas internas" que habrá de resolver la formación morada.

Crespo ha asegurado que en estos momentos tanto Podemos como IU están resolviendo sus procesos de primarias, paso previo a conformar las listas en común. En este sentido, ha dicho que IU "aspira a liderar" todas las listas provinciales, si bien ha supeditado la decisión final a la negociación entre formaciones, donde también entrará Equo y posiblemente el PCAS. "Tenemos que negociar todo, no sólo las candidaturas autonómicas sino las municipales, y lo haremos por consenso", ha dicho.

COMPARTIR: