PRESUNTA ORGANIZACIÓN CRIMINAL EN SANTA OLALLA

La Guardia Civil descubre a la inmobiliaria más tramposa de Toledo: hay cinco detenidos

La Guardia Civil intervino una pistola con munición durante uno de los registros La Guardia Civil intervino una pistola con munición durante uno de los registros

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas (cuatro hombres y una mujer), de entre 21 y 64 años de edad y con antecedentes policiales, por delitos de pertenencia a organización criminal, estafa y falsedad documental.

A finales del mes de septiembre, se presentó una denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Santa Olalla (Toledo), en la que se comunicaba que, por parte de una inmobiliaria de la localidad, se había cometido un delito de falsificación documental.

Los hechos fueron descubiertos tras realizar una auditoria interna la entidad bancaria objeto de la estafa. En esta auditoria se detectó que los autores habían falsificado nóminas, declaraciones de la renta y vida laboral de supuestos clientes, a fin de adquirir un crédito hipotecario por valor de 64.000 euros.

Ante esta información, el Equipo de Investigación de la Compañía de Torrijos, junto con el Puesto de la Guardia Civil de Santa Olalla recabó la documentación aportada por la entidad bancaria y la cotejó con las Administraciones Públicas, observando los agentes indicios suficientes para determinar que la inmobiliaria implicada utilizaría documentos legales de algunos de sus clientes, incluso de uno de los titulares de la inmobiliaria, para falsificarlos y que otros "clientes" obtuviesen prestamos hipotecarios ilícitos.

Ante esta situación, a mediados del mes de noviembre se procedió a realizar dos registros en sendos domicilios y otro en la inmobiliaria, donde se intervino numerosa documentación y soportes informáticos que servirían para demostrar el hecho ilícito que se imputa a esta supuesta organización criminal, así como para descubrir la apertura de otros créditos hipotecarios que habrían logrado realizando el mismo método.

Se encontró una pistola

Además de estos documentos, los agentes intervinieron un sello de una empresa con el que falsificaban las nominas para poder demostrar ingresos de sus clientes, correos electrónicos a uno de los detenidos, el cuál era diseñador gráfico, donde le solicitaba las modificaciones que debía hacer en los documentos, una pistola modificada con munición y 26.400 euros en metálico que se encontraban escondidos.

Por todo lo referido, se procedió a la detención de las cinco personas como autoras de los delitos de falsificación documental, estafa y pertenencia a organización criminal.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción en Funciones de Guardia de Torrijos (Toledo). La operación continúa abierta, por lo que no se descartan más detenciones.

Compartir