17 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ESCRITO DE LOS SECRETARIOS JUDICIALES

Piden a la ministra de Justicia que le quite uno de sus poderes al arzobispo de Toledo

Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo
Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo

El Sindicato de Letrados de la Administración de Justicia (SISEJ) ha pedido a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que suprima los símbolos franquistas que perviven en el ámbito judicial, empezando por la Orden de San Raimundo de Peñafort, condecoración que se ha otorgado a numerosos juristas y profesionales vinculados al sector de la Justicia.

También reclaman que en el proceso de valoración, información y otorgamiento de distinciones al mérito en justicia se excluya la participación de cualquier cargo de carácter religioso, como es el caso del Arzobispo de Toledo, que hasta ahora valora sobre las propuestas de condecoraciones en la Orden de San Raimundo de Peñafort.

El sindicato explica en un comunicado que ha dirigido a la titular de Justicia una carta exponiendo esta petición para que estudie y comience con la "supresión y transformación democrática de símbolos y disposiciones cuyo origen y sentido fue el enaltecimiento del régimen franquista y que perviven en nuestro ordenamiento jurídico, en el ámbito del Ministerio de Justicia". Esta petición será remitida también a la Dirección General de Memoria Histórica, dependiente del departamento que dirige Dolores Delgado.

Ante todo esto, los secretarios judiciales afirman que "en el sector de la Administración de Justicia española perviven símbolos que tuvieron su origen en la dictadura franquista, y cuyo sentido no fue otro que la exaltación de los valores de dicho régimen" y recalcan que uno de ellos es la Orden de San Raimundo de Peñafort. Una distinción que, según subrayan, tiene la finalidad de "ensalzar los valores totalitarios y la concepción del derecho propia de la dictadura fascista implantada en España tras la guerra civil".

Para SISEJ es "inaceptable" que el Ministerio de Justicia "participe directa o indirectamente" en el mantenimiento de estos símbolos y más cuando en otros ámbitos, como en el militar, se han ido suprimiendo este tipo de condecoraciones. Es más, considera que mantener este tipo de reconocimiento es "contrario al principio constitucional que configura España como un Estado aconfesional".

Eso sí, el sindicato afirma que el hecho de que esta medalla desaparezca no debe suponer la retirada de todas aquellas otorgadas anteriormente, pues no "afecta a la naturaleza de los méritos de las personas y juristas que hayan sido condecoradas durante los distintos gobiernos democráticos".

Por todo ello, el sindicato de Letrados de la Administración de Justicia propone al Ministerio de Justicia, entre otras cosas, que se derogue el Decreto por el que se regula la Orden de San Raimundo de Peñafort para que su condecoración sea suprimida; que la distinción ministerial sea sustituida por una condecoración civil, aconfesional y "compatible con los valores y principios democráticos constitucionales".

COMPARTIR: