EN LA SERRANÍA DE CUENCA

La nieve complica la circulación en cinco carreteras de Castilla-la Mancha

La nieve caída durante la noche de ayer y la madrugada de este sábado en Cuenca ha complicado la circulación en cinco carreteras de la Serranía, donde se han acumulado hasta ocho centímetros de espesor en algunos puntos.

Según la página web de la DGT consultada por Efe, los mayores problemas se registran este sábado en la CM-2105 en Uña, a lo largo de unos 40 kilómetros hasta Huélamo, pero también en la CM-2106 entre Tragacete y Beteta.

En ambas carreteras, en nivel amarillo, está prohibida la circulación de camiones y vehículos articulados, según las mismas fuentes. 

También hay que circular precaución en la CM-2201 en Beteta y Masegosa, además de en la CU-V-9113 en Villalba de la Sierra, que registran nivel verde.

Cuenca ha estado en alerta amarilla por viento y nieve en la Serranía según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). 

Dispositivo invernal de la Diputación

Mientras, la Diputación de Cuenca ha movilizado parte de su dispositivo invernal con motivo de la caída de nieve en la zona de La Serranía, que trabaja desde primera hora de este sábado, en esta ocasión, ante la aparición de placas de hielo en la calzada.

En concreto, han estado actuando cuatro camiones quitanieves, tres procedentes del centro operativo de la capital y un cuarto del centro de Salvacañete, una máquina con cuchilla quitanieves de Priego y dos vehículos de vigilancia, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Dispositivo que ha estado trabajando en un total de dieciocho carreteras y caminos de La Serranía conquense en la zona de Las Majadas, El Hosquillo, La Frontera, Fuertescusa, Poyatos, Masegosa, Huerta de Marojales, Valsalobre, Carrascosa de la Sierra, El Tobar, Buenache de la Sierra, Zafrilla, Tejadillos, Salvacañete, Campillos-Sierra, Valdemorillo, La Cierva y El Pozuelo.

Gracias a esta intervención, la normalidad ha ido regresando paulatinamente a estas carreteras de la red viaria provincial hasta el punto de que en la actualidad no se tiene constancia de incidencias resaltables.

Bonita estampa en la Ciudad Encantada

La nieve y los carámbanos de medio metro que cuelgan de las formaciones kársticas de la Ciudad Encantada de Cuenca han motivado este sábado multitud de visitas a la Serranía de Cuenca a pesar de que la nieve complica el tránsito por una veintena de carreteras.

El paraje natural de formaciones rocosas calcáreas formadas hace millones de años se ha cubierto con varios palmos de nieve lo que ha motivado una visita diferente al entorno, uno de los principales reclamas de la Serranía conquense.

A pesar de lo complicado del acceso por las carreteras de montaña, el paraje y sus alrededores han estado muy concurridos este sábado para conocer por ejemplo 'El Tormo Alto', una de las erosiones más populares.

La zona, además de visitantes, ha estado muy concurrida por familias enteras, con trineos aprovechando los varios palmos de nieve acumulados en la zona, accesible gracias al trabajo de las máquinas quitanieves. 

COMPARTIR: