CONOCIDO POR SU ESTRECHA RELACIÓN CON BERLUSCONI

Un prestigioso médico la lía al afirmar que el coronavirus ya no existe en Italia

Alberto Zangrillo, director del Hospital San Raffaele de Milán Alberto Zangrillo, director del Hospital San Raffaele de Milán

Polémicas declaraciones del conocido como el médico de Berlusconi, Alberto Zangrillo, al decir que la enfermedad del coronavirus ya no existe en Italia y que hay que dejar de aterrorizar a la gente.

Alberto Zangrillo, el médico italiano conocido popularmente como el médico de Berlusconi, ha afirmado que la enfermedad Covid-19 ya no existe en Italia y que ya es hora de dejar de "aterrorizar" inútilmente a la gente, lo que ha provocado numerosas críticas de las autoridades y de otros especialistas.

"En realidad, el virus ya no existe clínicamente en Italia", ha dicho este domingo en la televisión RAI Zangrillo, director del hospital San Raffaele de Milán.

"Las pruebas efectuadas en los últimos diez días muestran una carga viral absolutamente infinitesimal (...) respecto a las realizadas hace uno o dos meses. Ya es hora de dejar de aterrorizar al país", ha añadido el médico.

El nuevo coronavirus ha causado unos 33.500 muertos en tres meses en Italia, que fue originalmente epicentro de la enfermedad en Europa, tras su aparición en China a finales de 2019.

El norte de Italia, en especial la Lombardia -de la que es capital Milán- concentró la mayoría de casos en el país transalpino. "A la espera de pruebas científicas para apoyar la tesis de la desaparición del virus, invito a quienes se declaran convencidos por esta tesis a no sembrar la duda entre los italianos", ha escrito en Twitter la subsecretaria del ministerio de Salud, Sandra Zampa, en respuesta a Zangrillo.

El jefe del Consejo nacional de Salud, Franco Locatelli, se ha declarado "desconcertado" por las palabras de Zangrillo. "Basta observar el número de nuevos casos positivos confirmados cada día para constatar la circulación persistente en Italia del nuevo coronavirus", ha declarado.

Las autoridades italianas contabilizan de 300 a 500 nuevos contagios diarios. El domingo, coincidiendo con las palabras de Zangrillo, se registraron 355 nuevos casos, la mayoría en Lombardía.

UNA VIDA JUNTO A BERLUSCONI

Natural de Génova, con 62 años, preocupado por su aspecto, con capacidad de decisión y muy apreciado a nivel profesional. Pero el apellido Zangrillo siempre estará unido a Silvio Berlusconi, el paciente al que ha tratado durante 30 años. Es su médico personal. 

Las declaraciones de Zangrillo, basadas en la investigación del virólogo Massimo Clementi, pilar fundamental del San Raffaele, y con el que le une una profunda amistad, han provocado sorpresa en muchos de los que conocen la trayectoria profesional del médico, que nació el 13 de abril de 1958, y se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad degli Studi de Milán en 1983. Más tarde se especializó en Anestesia y reanimación. Desde ahí comenzó una carrera que le ha llevado a viajar por medio mundo: hoy es autor de más de 500 publicaciones. Y desde hace un tiempo, uno de los principales médicos del San Raffaele, responsable de la Unidad Operativa de Anestesia y Reanimación General y Cardio-torácica-vascular.

Su ascenso en el mundo de la medicina se inició en el centro de sanidad privada más grande de Italia. En este ámbito, gracias a sus importantes logros médicos, ha conseguido una gran visibilidad en la comunidad científica. 

OMS: "HAY QUE SER CUIDADOSOS"

"Debemos ser excepcionalmente cuidadosos para no dar la impresión de que el virus, por su propia voluntad, ha decidido volverse menos peligroso. Esto no está ocurriendo en absoluto", ha dicho Michael Ryan, gerente del programa de emergencia de la OMS, la Organización Mundial de la Salud, en referencia a las palabras de Zangrillo.

Para Ryan "el nuevo coronavirus sigue siendo un virus mortal y miles de personas mueren todos los días", ha cuestionado las explicaciones del médico italiano. La OMS advierte: no es que el virus sea menos peligroso, sino que la ciudadanía está menos expuesta. "No sabemos si este es el caso de Covid-19, pero es posible que no sea el virus en sí el que se vuelve menos virulento, sino que nosotros, como comunidad, logramos reducir el número, la intensidad y la frecuencia de exposición al virus", ha dicho Ryan.

Compartir
Update CMP