21 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LOS LADRONES SE LLEVARON 150.000 EUROS

El terrorífico y violento robo que sufrió una toledana al volver de llevar a los niños al colegio

La Audiencia Provincial de Toledo acogerá el 3 de abril un juicio contra seis implicados en la detención ilegal de dos mujeres en una vivienda de la localidad toledana de Illescas en junio de 2015, mientras robaban 150.000 euros en efectivo y diversos efectos.

Según el escrito de acusación del fiscal, consultado por Efe, se trata de seis personas que participaron en mayor o menor grado en el asalto a la vivienda, de manera que tres de ellos están acusados de detención ilegal y lesiones, dos de lesiones y tenencia ilícita de armas, y a dos y tres de ellos se les acusa de un delito contra la salud pública y de receptación por encubrir, respectivamente.

Por ello, las penas de prisión solicitadas van desde 15 a 18 años de cárcel por la detención ilegal, las lesiones y la tenencia de armas, mientras que los dos acusados de ocultar los efectos sustraídos en el robo se enfrentan a dos años de cárcel.

El fiscal sostiene, en su escrito, que sobre las 9:50 horas del 19 de junio de 2015, tres de los procesados -junto a otros dos individuos cuya identidad es desconocida- se dirigieron en coche a una vivienda de Illescas con el ánimo de entrar a robar.

Accedieron a ella por el patio interior y forzaron la puerta de acceso al garaje, la cual cerraron desde dentro y esperaron a que volviera la inquilina, que había ido a llevar a sus hijos al colegio junto a su madre, la abuela de los pequeños.

Uno de los tres acusados se quedó fuera de la casa haciendo labores de vigilancia y, a las 10:00 horas, las dos mujeres regresaron a la vivienda y estacionaron el vehículo en el garaje, momento en el que los acusados las abordaron con armas, cubiertos sus rostros con bufandas y capuchas para evitar que los reconocieran.

Los atracadores comenzaron la búsqueda del dinero que los inquilinos escondían en su domicilio y del que los acusados conocían su existencia, por lo que dejaron a la abuela en el garaje custodiada a punta de pistola y se llevaron a su hija, maniatada y amenazada, por toda la casa para que les indicara dónde estaba el dinero, al mismo tiempo que robaban todas las joyas y objetos que encontraban a su paso.

Como la mujer se negaba a decir el paradero del dinero, porque no sabía dónde lo guardaba su marido, los acusados se pusieron violentos y la amenazaron incluso con cortarle los dedos con un cúter, además de introducirle en la boca el cañón de una escopeta de caza cargada, propiedad de la familia, y le dieron varios golpes que le produjeron una serie de lesiones.

Al final, los acusados lograron hacerse con el dinero que la familia escondía en una mochila en la habitación de los niños y consiguieron apoderarse de 150.000 euros en efectivo, que se llevaron junto a joyas, relojes, una tableta, teléfonos móviles y la escopeta.

Durante la investigación de la Guardia Civil, en enero de 2016, los agentes entraron a registrar las viviendas de dos de los acusados, en Numancia de la Sagra y Fuente el Saz de Jarama (Madrid), donde además fueron intervenidas varias sustancias que pretendían distribuir mediante la venta a terceros, para alcanzar un valor superior a los 1.800 euros.

También encontraron algunos de los efectos robados que custodiaban los familiares de uno los acusados y, por ello, están encausados.

COMPARTIR:
TAGS: