PUEDEN SER MÁS HABITUALES DE LO QUE PARECE

La Guardia Civil ya investigaba otros 4 sabotajes en el tren de Castilla-La Mancha y Extremadura

Estación del tren de Torrijos, en Toledo. Foto: Europa Press
Estación del tren de Torrijos, en Toledo. Foto: Europa Press

La Guardia Civil ya investigaba cuatro incidentes calificados indiciariamente como sabotajes contra el tren la línea ferroviaria que une Madrid con Castilla-La Mancha y Extremadura, todos ellos ocurridos en enero y antes de que este lunes descarrilara un tren cerca de la estación de Torrijos (Toledo), según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Los investigadores de la Guardia Civil analizan los puntos donde se llevaron a cabo estos incidentes en los que se colocaron neumáticos para dificultar la circulación ferroviaria. En una ocasión incluso se llegó a utilizar una viga, por lo que se abrieron diligencias de oficio ante el potencial peligro para los viajeros.

Las citadas fuentes han precisado que las pesquisas policiales están abiertas, sin querer concretar datos sobre las mismas para no poner en riesgo la investigación. Renfe ha anunciado que investigará las causas del descarrilamiento sin causar heridos de este lunes por la noche del tren Madrid-Zafra cerca de la estación de Torrijos, entre las que no descarta "agentes externos".

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, además de la Policía Local y Protección Civil de Torrijos, así como una ambulancia de soporte vital médico de Urgencias y una UVI. Diferentes sectores de la sociedad extremeña lleva años reclamando mejoras para un servicio ferroviario que califican de deficiente.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha reclamado a Renfe que informe "inmediatamente" de las causas para decidir "si lo honesto no es suprimir" los viajes hasta que se inaugure la nueva conexión. Las averías en los trenes que unen Madrid con las poblaciones extremeñas son recurrentes. Hace dos semanas más de 150 pasajeros se quedaron parados en Navalmoral de la Mata (Cáceres), en esta ocasión por una avería.

COMPARTIR: