MEDIDA EXCEPCIONAL POR EL CORONAVIRUS

El arzobispo de Toledo decreta la suspensión de la Semana Santa en toda la diócesis

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha firmado este martes el decreto por el cual se suspenden todas las procesiones de Semana Santa en la Archidiócesis.

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, se ha dirigido a todas las hermandades y cofradías de la Semana Santa de la Archidiócesis para informarles de la suspensión de la celebración de todos los actos previstos, pues la situación provocada por el coronavirus "obliga a vivirla en casa".

"La situación nos obliga a vivir la Semana Santa en nuestros hogares, usando los medios de comunicación que estén a nuestro alcance. Toca estar en silencio, pero en un silencio sonoro que haga nuestra oración una súplica insistente al Señor de la Vida, por la salud de nuestros hermanos y hermanas. Ahora, más que nunca, debemos ejercer la caridad en el seno de nuestras hermandades y de manera creativa, con los enfermos y sus familiares", ha indicado el arzobispado, en un comunicado enviado a los medios.

 

"Podemos pensar cómo hacer llegar a través de las redes sociales y los medios de comunicación nuestra oración y cercanía, implorando la salud ante la imagen de nuestros sagrados Titulares, delante de la estampa que siempre os acompaña. Vosotros sois capaces de hacerlo y sé que lo haréis. Ésta será una Semana Santa que no olvidaremos porque, de la tristeza que nos rodea, saldrá una luz renovada y una gran esperanza", se ha mostrado confiado.

"En estos momentos tan difíciles para España y para todos nuestros hermanos cofrades, queremos estar al lado de cada uno de vosotros con nuestra oración y nuestra ayuda fraterna. Estos momentos de prueba nos impulsan a demostrar qué es lo esencial en nuestra vida de hermandad o cofradía: el amor al Señor, a la Santísima Virgen y a la Iglesia. Todos vosotros formáis la Iglesia y ahora toca ser piedras vivas que expresan con sus obras -la oración y la caridad- lo que bellamente tantas veces hemos expresado en la vía pública con nuestras procesiones y estaciones de penitencia. Ésta es la hora de manifestar qué somos y por quién lo hacemos: por el Señor y por los hermanos, los hombres y mujeres de nuestros pueblos, de nuestras comunidades eclesiales, y por los más pobres", ha pedido el Primado de España.

Compartir