SERÁ NÚMERO TRES EN LA LISTA EUROPEA

Soraya Rodríguez, el último gran fichaje de Ciudadanos en las filas del PSOE

Albert Rivera y Soraya Rodríguez, en una imagen de Europa Press
Albert Rivera y Soraya Rodríguez, en una imagen de Europa Press

La exportavoz socialista en el Congreso y exsecretaria de Estado Soraya Rodríguez se ha incorporado como 'número 3' a la candidatura de Ciudadanos a las elecciones europeas del 26 de mayo un mes después de haber abandonado el PSOE.

Su incorporación como independiente la ha confirmado este martes el presidente del partido, Albert Rivera, en un acto de la formación naranja en el Teatro Goya de Madrid junto al cabeza de lista a la Eurocámara, Luis Garicano.

La candidatura europea de Ciudadanos está encabezada por Garicano, responsable de Economía y Empleo de Cs, elegido en primarias, mientras que en el segundo puesto irá la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua y el tercero estará ocupado por Soraya Rodríguez.

En el coloquio organizado por Ciudadanos, Rivera ha dicho estar "muy orgulloso" de poder contar con Garicano y con Rodríguez en el equipo europeo para "combatir cada día las mentiras populistas" y defender el proyecto de integración europeo. Garicano, por su parte, la ha descrito como "una política de convicciones", que las mantiene "más allá de los intereses del partido".

"En Cs siempre hemos valorado que gente de procedencia diversa se una" a un proyecto que quiere "unir a los diferentes", que "tiende la mano y no pide pedigrí", ha señalado, afirmando que su partido es "la casa común del constitucionalismo del siglo XXI".

Leal a España

La exdiputada socialista ha defendido que "por encima de la lealtad a tu partido está la lealtad a España", y que los que tienen "el mismo concepto de la nación" española deben "trabajar juntos". "Yo no creo en el Estado plurinacional", España es "una nación de ciudadanos iguales", ha subrayado.

Considera que, más allá de las "diferencias políticas", debe haber cooperación entre aquellos que piensan que en un "Estado de las autonomías rico y diverso" no puede haber una "tensión constante" entre los territorios, o que las distintas comunidades deben luchar entre sí por tener más recursos.

"Los que creemos que los ciudadanos españoles decidimos juntos el destino de todos" también "debemos trabajar juntos", ha indicado. En este sentido, ha afirmado que los "demócratas, constitucionalistas y europeístas" están "en la misma trinchera", tanto en España como en Europa.

En ambos ámbitos se debe combatir a los movimientos que "intentan destruir el Estado de Derecho y el Estado constitucional" en los países miembros de la Unión Europea, ha destacado, rechazando también que se puedan imponer "mediadores o relatores" para que el Gobierno dialogue con otra parte del Estado, en alusión a Cataluña.

Garicano ha sido más claro en las críticas al Gobierno de Pedro Sánchez, advirtiendo de que pretende "continuar la política de cesiones" ante el separatismo catalán.

Además, ha acusado al PSOE de haber sustituido a Ramón Jáuregui por Iratxe García como portavoz en el Parlamento Europeo porque el primero "no se ponía de perfil" cuando los partidos nacionalistas intentaban crear una "leyenda negra" sobre España.

Cerrar las embajadas catalanas

Para el líder de la formación naranja, es fundamental no permanecer ante "las mentiras y las medias verdades" de los "populistas", para evitar que "vayan calando" en el ámbito internacional.

Por ello, ha prometido dar "la batalla intelectual, política y social" desde el Gobierno de España y en el extranjero y cerrar "todas las embajadas" que, según ha dicho, la Generalitat ha utilizado para arruinar la reputación de España usando dinero público.

También ha afirmado que si Ciudadanos gobierna, pondrá "el foto y recursos" en la oficina internacional de Moncloa, para mejorar la estrategia de comunicación en el exterior.

Por último, ha subrayado la importancia de "combatir las causas que dan alas al populismo", aportando soluciones a los problemas que preocupan a los ciudadanos. "Porque el caldo de cultivo" de ese fenómeno es "el paro, la desconfianza, la corrupción, la inseguridad, el miedo", ha explicado.

Rodríguez dejó el PSOE en marzo

Rodríguez dejó su escaño en el Congreso a finales de febrero y una semana después abandonó el PSOE por discrepancias con Pedro Sánchez, tras haber criticado que el Gobierno aceptase la figura de un relator o mediador para sus negociaciones con los partidos independentistas catalanes.

Poco después surgieron los rumores que la vinculaban con Ciudadanos. Aunque la confirmación oficial no ha llegado hasta ahora, en el último mes Rivera la ha elogiado públicamente por haberse opuesto al acercamiento de Sánchez a los partidos separatistas.

Soraya Rodríguez ejerció de portavoz del PSOE en la Cámara Baja cuando el partido estaba liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba y previamente fue secretaria de Estado de Cooperación Internacional en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Además, ya ha pasado por el Parlamento Europeo, donde fue diputada del PSOE entre 1999 y 2004, después de haber ocupado un escaño en el Congreso y haber sido concejal del Ayuntamiento de Valladolid.

COMPARTIR: