18 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DEBATE SOBRE EL PROCESO DE ESCOLARIZACIÓN

Nueva bronca política en las Cortes a costa de la educación concertada

Ángel Felpeto, consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha. Fotos: Héctor Martín.
Ángel Felpeto, consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha. Fotos: Héctor Martín.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, ha destacado hoy que el 93 por ciento de alumnos de la comunidad ha obtenido plaza en el centro educativo que ha solicitado en primera opción.

Estos datos, que corresponden a 2º Ciclo de Educación Infantil, 1º de Educación Secundaria y 1º de Bachillerato, los ha dado a conocer el consejero durante su intervención en el debate general del pleno de las Cortes regionales sobre la zona única de escolarización en Castilla-La Mancha, solicitado por el PP.

Frente a la opinión del grupo parlamentario popular, el consejero ha considerado que la zona única que defiende el PP provoca que haya "centros despoblados" y "otros sobredimensionados". No obstante, ha reconocido que el actual modelo es "mejorable" y se ha mostrado dispuesto a "mejorar la situación de la zonificación".

Para Felpeto, el actual modelo "respeta totalmente la libre elección de centro" y "constituye un impulso a la vida laboral, personal y familiar".

Datos por provincias

Ha detallado que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha recibido 92.114 solicitudes de escolarización, lo que supone un incremento de 2.000 respecto al curso anterior.

En el caso de Albacete, un 92 por ciento de los alumnos ha obtenido plaza en su primera opción frente al 89 por ciento del curso anterior, mientras que en Ciudad Real la cifra se eleva hasta el 93 por ciento, un punto por encima.

En Cuenca, el consejero ha detallado que los niveles "son similares" a los del pasado curso; en Guadalajara, el 91,5 por ciento de alumnos ha conseguido plaza en el centro elegido en primera opción y en Toledo, más del 93 por ciento, lo que supone un incremento superior en un punto.

Rechazada la propuesta del PP

Tras el debate, ha sido rechazada, como consecuencia de los votos en contra del PSOE y Podemos, la resolución presentada por el PP dirigida a pedir a la Junta que elabore un nuevo decreto de admisión de alumnos, "tomando como zona de escolarización el municipio".

El grupo parlamentario popular también solicitaba garantizar la financiación de los centros educativos concertados, así como contratar a los docentes interinos durante los meses de verano y prohibir la contratación de este colectivo menos de la mitad de jornada, "excepto en casos imprescindibles".

En su intervención, la portavoz de Educación en las Cortes regionales, Claudia Alonso, ha reprochado al consejero que "su sistema de zonificación ha servido para que a más del 40 por ciento de alumnos no les hayan dado plaza en su primera opción", lo que Felpeto ha negado y ha tachado de "descaro".

Sin embargo, Alonso ha insistido en que "la cuestión de la libertad se rompe" si el presidente regional, Emiliano García-Page, y el consejero dicen a los padres "a qué colegio" llevar a sus hijos.

"Lo que quieren es dirigir desde la Administración dónde quieren llevar a nuestros hijos", ha criticado la parlamentaria del PP, quien ha considerado "radicalmente falso" el dato ofrecido por el consejero.

Podemos, contra la zona única

Frente a la diputada 'popular', el parlamentario de Podemos José García Molina ha considerado "inaceptable" e "incomprensible" defender "la libertad de quien se la puede costear"

Ha argumentado que la zona única "acaba generando que quien tiene medios se puede ir lejos y quien no, se queda en su casa", de modo que cuando se generan "centros de excelencia con cuotas voluntarias o no, las paga quien puede pagarlas".

"Se generan guetos de excelencia", ha advertido el diputado de Podemos, quien ha opinado, no obstante, que el Gobierno regional ha hecho "un verdadero ejercicio de 'gatopardismo lampedusiano'", es decir, "si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie".

Así, ha criticado que en el nuevo decreto de admisión "se ha tenido un especial cariño al tratamiento de centros concertados", de forma que "a efectos prácticos la función de distrito único sigue manteniéndose".

"No hace más que revivir la era Cosepdal", ha reprochado al consejero García Molina.

El PSOE habla de "ruleta rusa"

Sin embargo, el parlamentario socialista Fausto Marín ha defendido que "la educación concertada es subsidiaria de la pública" y ha explicado que la Administración ha tenido que "intervenir para aquello que era un auténtico caos como la zona única".

A juicio de Marín, "la zona única causó más quebraderos de cabeza que soluciones" porque provocó "auténticos guetos".

"Se jugaba a la ruleta rusa, había baremos totalmente injustos", ha afirmado el diputado socialista, quien ha asegurado que a la hora de realizar la zonificación se ha tenido en cuenta "que hubiera las mismas posibilidades de titularidad, que hubiese colegios públicos y colegios privados concertados".

"Se ha tenido en cuenta también la jornada laboral de los padres y la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos", ha añadido.

Así, ha defendido que el Gobierno de Emiliano García-Page lo que ha hecho es "dotar de racionalidad, de criterios transparentes" la admisión de alumnos.

COMPARTIR: