PRESUPUESTOS GENERALES

A Araceli Martínez no le salen las cuentas de Rajoy en la lucha contra la violencia de género

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha acusado al Gobierno de Rajoy de "incumplir lo pactado y lo firmado", ya que en los Presupuestos Generales del Estado faltan 120 millones de euros para luchar contra la violencia de género, al contemplar solo 80 de los 200 millones comprometidos.

Al mismo tiempo ha acusado a la ministra de Igualdad, Dolors Montserrat, de mentir al afirmar que el dinero para el Pacto de Estado contra la Violencia de Género se encuentra en la partida de financiación autonómica.

Así se ha pronunciado este mediodía la responsable regional de la Mujer, durante la rueda de prensa que ha ofrecido sobre el Pacto de Estado contra la violencia de género, en la que ha asegurado, que con estos "incumplimientos", el Gobierno demuestra que "no concede la importancia que merece este gravísimo problema" y que no han escuchado "el clamor de la calle" del pasado 8 de marzo.

Martínez ha insistido en que la ministra de Igualdad "mintió antes y miente ahora", al afirmar que el dinero se encuentra en la partida de financiación autonómica, lo que, ha precisado, "técnicamente esto no es posible, pues la del Pacto de Estado es una partida finalista y condicionada, es decir, adicional a la financiación ordinaria de las comunidades autónomas".

En este sentido, ha señalado que "tanto el Partido Popular como Ciudadanos, que apoya estos presupuestos, incumplen con lo pactado y con lo firmado", dado que en los PGE faltan los 200 millones de euros para luchar contra la violencia de género que se acordaron".

Y ha especificado que "era un presupuesto extraordinario que el Estado negoció en el Congreso para luego distribuir 80 millones para sus propias competencias, 100 millones para las comunidades autónomas y 20 millones de euros a las corporaciones locales".

Perseguían la "fotografía" en el Pacto de Estado

La directora del Instituto de la Mujer ha indicado que se ha demostrado que "lo único que perseguía el Gobierno de Rajoy con el Pacto de Estado era una mera fotografía, sin haber dado ningún paso en firme a favor del Pacto, solo vueltas y vueltas".

Y pese a ello, ha significado que Castilla-La Mancha ha asistido a todas las reuniones que se han celebrado en torno a este pacto, aunque de algunas le hubiese gustado "levantarse", por una cuestión de "lealtad institucional", ha dicho.

Martínez ha reprochado también a la ministra que, en los dos meses siguientes a la aprobación del Pacto en el Congreso, no se ha negociado con las comunidades cómo iba a ser la asignación económica para su desarrollo "ni se ha habilitado el presupuesto pactado, pese a las constantes reclamaciones que hemos realizado", ha afirmado.

Y ha considerado también una contradicción que los ayuntamientos, con la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, dejan de tener competencias en materia de intervención social y cuestiones relacionadas con violencia de género y, "sin embargo, el Gobierno pretenda que sean los ayuntamientos los que desarrollen la parte de las competencias vinculadas a éstos".

También a afeado a la ministra que incumpliera su "promesa" de que, antes de que finalizara marzo de 2017, las CCAA dispondrían del dinero comprometido, y ha puesto como ejemplo que el ministerio ingresó el pasado mes de enero, en la cuenta corriente del Instituto de la Mujer, la partida extraordinaria habilitada para la prevención de agresiones sexuales.

Comisión de Seguimiento del Pacto

Martínez ha criticado igualmente que no se haya creado aún la Comisión de Seguimiento del Pacto y ha concluido que, "a pesar de las trabas de Rajoy", Castilla-La Mancha está ejecutando, "con su presupuesto", todas las medidas recogidas en este Pacto dentro de las competencias que tiene encomendadas.

Incluso, ha apostillado, "muchas de ellas antes de la firma de este Pacto porque entendemos que es una prioridad política, un problema social del que no podemos desvincularnos".

En este contexto, ha subrayado también que, desde la llegada a la presidencia de Castilla-La Mancha de Emiliano García-Page, el presupuesto para luchar contra la violencia de género ha aumentado más del 20 por ciento.

Y otra prueba del compromiso del Gobierno regional con la mujer es su personación como acción popular en todos los asesinatos machistas, los más recientes los de Azuqueca de Henares (Guadalajara), Seseña y Mora (Toledo). 

Compartir
Update CMP