MERCADO DE ABASTOS

La Fiscalía tumba la acusación de prevaricación contra el equipo de Gobierno de Antonio Román en Guadalajara

Antonio Román en una imagen de archivo Antonio Román en una imagen de archivo

La Fiscalía Provincial de Guadalajara no estima un delito de prevaricación del antiguo equipo de gobierno de Antonio Román en las obras del Mercado de Abastos, mientras que el Ayuntamiento de Guadalajara valorará ir a los tribunales a fin de que puedan investigarse todos los extremos relacionados con este asunto.

Según ha informado hoy en un comunicado de prensa el Ayuntamiento de Guadalajara, la Fiscalía Provincial de Guadalajara ha emitido un decreto por el que archiva las investigaciones relacionadas con lo sucedido en el Mercado de Abastos en mayo de 2019 y en el que señala al Ayuntamiento la posibilidad de acudir con la denuncia al Juzgado de Instrucción.

El Consistorio abrió una comisión de investigación para esclarecer lo sucedido en el Mercado de Abastos los días previos a la cita electoral de mayo de 2019 ya que presuntamente se abrió con la obra sin finalizar y con la concesión a una empresa de forma arbitraria por lo que se podían estimar unos delitos de prevaricación contra el entonces equipo de gobierno local.

Ante el archivo del caso, el Ayuntamiento de Guadalajara ha señalado que la Fiscalía prueba que el Mercado de Abastos fue ocupado por una empresa en los días previos a las elecciones municipales de 2019 sin que hubiesen finalizado los trabajos y sin haber hecho efectiva la recepción de las obras por parte de los técnicos municipales.

Ha agregado la nota de prensa municipal, que también quedan acreditadas las reticencias expuestas por parte de la arquitecta municipal responsable de la obra y del entonces responsable del Área de Contratación municipal, que advirtieron a los responsables municipales de la imposibilidad de ocupar una obra en curso.

En este sentido, la Fiscalía entiende que no existe delito de prevaricación en las actuaciones descritas en la demanda, dando por hecho que la mencionada ocupación formó parte de una estrategia de dinamización del casco histórico.

"No obstante, existen una serie de hechos probados en este Ayuntamiento que se entienden como no tenidos en cuenta por parte de la Fiscalía Provincial, dado que no aparece mención alguna en su decreto de archivo. Tampoco se ha solicitado información adicional relacionada con la estrategia de dinamización que se menciona en el documento emitido", ha apuntado el Consistorio.

El Ayuntamiento ha dicho que se reserva el derecho de acudir al Juzgado de Instrucción a fin de que puedan investigarse todos los extremos relacionados con la apertura del Mercado de Abastos y ha indicado que está "comprometido absolutamente con la transparencia y el buen gobierno" y "persigue esclarecer todo lo sucedido en torno a este asunto, siguiendo las conclusiones reflejadas en la comisión de investigación municipal en la que declararon responsables técnicos y agentes políticos".

Compartir