LOS GUARDIAS CIVILES SE TIENEN QUE DESPLAZAR CADA DÍA

Denuncian el cierre de un cuartel "en estado ruinoso" en un pueblo de Cuenca

 La asociación "Independientes Guardia Civil" (IGC) ha criticado las condiciones en que se ha cerrado el puesto del instituto armado de Cañaveras (Cuenca), y que se ha trasladado a sus seis agentes al cuartel de Priego, a 22 kilómetros. 

Esta asociación profesional ha denunciado que no se está actuando conforme a la ley, porque se ha trasladado a los guardias civiles sin permitirles elegir destino y sin indemnización por traslado. 

El presidente de la asociación, Joaquín Parra, ha explicado a Efe que el cierre del cuartel de Cañaveras se produjo en noviembre, según las explicaciones de la Dirección General de la Guardia Civil por el "estado ruinoso" que presentaba. 

Desde entonces, los agentes tienen que desplazarse diariamente desde Priego, donde han sido reubicados, hasta Cañaveras, y Parra ha considerado que no se han respetado sus derechos, que contemplan la elección preferente de un nuevo destino en la provincia ante el cierre de un cuartel, o la indemnización por el desplazamiento a más de 20 kilómetros del que todavía es su destino. 

Los agentes recurrieron a la Dirección General de la Guardia Civil, y uno de ellos lo ha hecho, a través de esta asociación, a la Secretaría de Estado de Seguridad. 

La Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, consultada por Efe, ha rehusado hacer declaraciones sobre este caso.

Parra ha avanzado que, después de las elecciones generales convocadas para el 28 de abril, el Estado tendrá que abordar la reestructuración de los cuarteles de la Guardia Civil y ha confiado en que casos como éste no supongan un precedente sobre cómo se va a actuar en el futuro. 

Ha instado a la Dirección General de la Guardia Civil a negociar esta futura reestructuración con las asociaciones profesionales del instituto armado. 

COMPARTIR: