PRIMER BALANCE DE LA FERIA DE 2018

Daimiel (Ciudad Real) se abre a "otro tipo de espectáculos internacionales" tras el gran éxito noventero

Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel
Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel

La Feria de Daimiel tocó su final el día 5 de septiembre dejando tras de sí más de medio centenar de propuestas municipales que confluyeron simultáneamente con atracciones, chozos y puestos, algunos de carácter solidario. Un día antes, el alcalde de la localidad, Leopoldo Sierra, señalaba a los propios ciudadanos el análisis y estimación de unos festejos patronales, que, a su juicio, han sobresalido por la participación y por el espectáculo 'The love 90’s'. “La valoración final depende de los propios vecinos de Daimiel”, añadía.

El festival concentró a unas 8.000 personas en el Auditorio Municipal y llevó implícita una minuciosa y exigente organización a la que Daimiel ha sabido responder. “Nos deja en muy buen lugar”, comentaba el alcalde, teniendo en cuenta que "es un espectáculo de cinco horas”. "La cita musical del pasado 1 de septiembre podría suponer un punto de inflexión para Daimiel en Concierto emergiendo con nuevos formatos", aseguraba el alcalde.

En ese análisis, Leopoldo Sierra felicitó al novillero local Carlos Aranda por su actuación en una corrida que creció en público pero que concluía apurada por una borrasca cuyas consecuencias obligaron a suspender el concierto de Nuria Fergó. Pese a ello, el alcalde daimieleño celebraba que “todo quedó en daños materiales”.

A falta de tener todos los datos sobre la mesa y hacer un reconocimiento más exhaustivo, en ese balance del 4 de septiembre también apreció la apuesta de emprendedores locales en otros tantos actos que han contribuido a engrandecer la Feria de Daimiel, tales como el Festival de los Colores (Iberservicios), el musical Waterloo de Producciones Rompehielos y La Celestina promovida por la Coral Molto Vivace.

COMPARTIR: