LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS EN CASTILLA-LA MANCHA

Guadalajara y Cuenca también vuelven al nivel 3 contra el covid y sólo Toledo se libra entre las principales ciudades

Imagen de archivo Imagen de archivo

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha confirmado que este lunes pasan a nivel 3 por coronavirus las ciudades de Guadalajara, Cuenca y Talavera de la Reina (Toledo), tras admitir que los casos van "al alza" y así seguirán "los próximos días", y reseñar que esta "va a ser una semana dura" en lo que a la pandemia se refiere. Fernández Sanz se ha pronunciado así durante su intervención al inicio de la comisión de Sanidad de las Cortes, donde el director general de Salud Pública, Juan Camacho y la directora general de Cuidados y Calidad del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Begoña Fernández, han comparecido para dar cuenta del Plan de Vacunación contra el coronavirus en la Comunidad Autónoma.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha avanzado este lunes que ciudades importantes de Castilla-La Mancha como Guadalajara, Cuenca y Talavera de la Reina (Toledo) entran este lunes en nivel 3 de restricciones debido a la incidencia de la covid-19.

Durante su intervención en la comisión telemática de Sanidad de las Cortes regionales desde el Hospital de Puertollano (Ciudad Real), donde ha acudido para participar en una reunión técnica sobre la vacunación contra la covid-19, Fernández Sanz ha indicado que estas tres ciudades se suman a Albacete, Ciudad Real y Puertollano que ya están en nivel 3.

El titular regional de Sanidad ha subrayado que en la actualidad se está viviendo "un momento difícil" donde los datos sobre coronavirus están "al alza" en toda Europa, no solo por la cepa británica y el nivel de contagio sino también por las fechas navideñas, de modo que ahora están dando la cara los casos que se han producido en dichas fiestas.

En este sentido, ha defendido que Castilla-La Mancha está decidiendo aumentar las restricciones según marcan los datos epidemiológicos y ha augurado que aún queda "una semana dura" en la que se pondrán de manifiesto necesidades importantes y que requerirá de actuación sobre las personas que enferman y sobre todo en relación a la capacidad asistencial.

En este punto, ha precisado que en la actualidad hay en torno a 700 personas ingresadas en los hospitales castellanomanchegos y un centenar en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y si bien estas cifras están lejos de la primera ola, Fernández Sanz ha pedido ser "precavidos" e insistir en el cumplimiento de las normas, así como estar "expectantes para que la situación no se desborde y seguir pudiendo atender como hasta ahora a los enfermos de covid".

Además, ha agregado que la gripe prácticamente "no ha pasado factura" por el momento en todo el país, y tampoco en Castilla-La Mancha, porque la vacunación y las protecciones ante la covid-19 están surtiendo su efecto, pero ha advertido de que se pueden producir casos agrupados y, por tanto, "tenemos que estar pendientes", ha concluido. 

Compartir