21 de febrero de 2018
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

A LA ESPERA DE LA AUDITORÍA

Page siembra dudas sobre la situación económica de la UCLM y no descarta tener que rescatarla

Emiliano García-Page, este martes en Tomelloso
Emiliano García-Page, este martes en Tomelloso

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que el planteamiento de expansión de la Universidad regional está aún en el aíre pero, antes de abordarlo, no descarta que se tenga que plantear un plan de rescate de la propia universidad.

García-Page, en su comparecencia tras la reunión del Consejo de Gobierno que ha tenido lugar en Tomelloso (Ciudad Real), se ha mostrado partidario de abordar un planteamiento de futuro y adaptación a los nuevos retos de la Universidad regional, pero también ha mostrado el interés del Gobierno regional por aclarar sus cuentas, porque, ha dicho, "los contribuyentes y ciudadanos exigen" conocerlas.

En cualquier caso, ha comentado que será compatible "pensar en qué hacer a medio plazo y rescatar si es que se necesita algún tipo de rescate, si es que ha habido algún tipo de negligencia en la gestión de Universidad".

Lo que sí ha dejado claro el presidente regional es que no se ha a "dejar caer, en ningún caso, la universidad de Castilla-La Mancha".

Y ha insistido en que sobre la gestión financiera de cualquier entidad tienen que hablar los auditores y eventualmente el Tribunal de Cuentas, y serán ellos, los que a consecuencia de la auditoría que se tiene que hacer por resolución de las Cortes y la Ley de Presupuestos, los que informarán sobre la situación económica de la Universidad.

No tiene "motivo personal alguno" para dudar de la gestión

En cualquier caso, ha apuntado que él "no tiene motivo personal alguno para dudar de la gestión de la Universidad de Castilla-La Mancha" y ha reiterado el apoyo del Gobierno a la institución académica a la que se le ha incrementado un 16 por ciento la financiación que ha recibido.

El presidente regional ha asegurado que él "no va a alarmar sobre la universidad", como ha ocurrido hasta ahora con la visión que sobre ella han realizado algunas personas.

Y ha aconsejado a quienes "quieren a la universidad", que la primera obligación que tiene con esta institución es "hablar bien" de ella, para no sembrar dudas.

En clave universitaria, también se ha referido a la implantación del futuro grado de etnología y ha asegurado que el Gobierno regional respetará la autonomía de la Universidad que será quien decida dónde se impartirá.

COMPARTIR: