SI LAS MEDIDAS NO SON SUFICIENTES HABRÁ QUE ENDURECERLAS

Aviso de Page sobre lo que puede pasar en 10 o 12 días en Madrid: "No hay vuelta de hoja"

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS) Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS)

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado que las medidas de restricción adoptadas en la Comunidad de Madrid deberán evaluarse en un plazo de diez o doce días y ha señalado que si entonces se detecta que no han sido eficaces "el único camino será endurecerlas".

El presidente castellanomanchego ha realizado este análisis en una entrevista en el programa "Espejo Público" de Antena 3, donde ha lamentado que se esté produciendo un "debate fariseo" que contrapone la economía y el virus, algo que a su entender es "tramposo" porque "si no se arregla el problema del virus, no se arregla la economía".

Asimismo, ha defendido la actuación del Gobierno central con respecto a la evolución de la pandemia en la Comunidad de Madrid, ya que esta región tiene "un efecto permeable" con el resto de comunidades autónomas, debido a que es zona de paso de muchos ciudadanos, y por ello ha sostenido que "en el momento en que un problema sobrepasa a una comunidad autónoma, tiene que ser responsabilidad del Gobierno central".

"El problema es nacional", ha incidido el presidente castellanomanchego que ha apostado por dar un plazo de diez o doce días para comprobar si el cierre perimetral de Madrid y otras ciudades con gran afectación del coronavirus son efectivas, aunque ha subrayado que lo primero es "aplicarlas bien, tener todos los medios".

Así, una vez que haya pasado ese plazo se pueden producir dos conclusiones, en primer lugar, que si han sido eficaces, se debata si seguir con las medidas como están o reducirlas o, en segundo lugar, considerar que si no han sido eficaces, "el único camino es endurecerlas, no hay vuelta de hoja".

En cualquier caso, ha defendido que se lance un único mensaje para no generar confusión entre la ciudadanía y ha pedido "no confundir el partidismo con los criterios profesionales o técnicos".

Es "una guerra política"

A su modo de ver, el escenario actual en la Comunidad de Madrid no se trata de una guerra sanitaria, sino de "una guerra política", porque "ahora todo el mundo se plantea que dentro de unos meses habrá tratamiento, se dominará la situación", de forma que en la coyuntura "postvirus" se hablará de "quién tiene más culpa del agujero económico",

"Este es el debate entre líneas que veo en la Comunidad de Madrid", ha apuntado García-Page que, no obstante, ha advertido de que si no se arregla el virus en el mundo y por consiguiente en España y en cada una de las comunidades autónomas, no se podrá recuperar la economía.

Compartir