22 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

GOTA FRÍA

Guadalajara vuelve a la calma tras registrar 50 incidencias por la lluvia

Tramo de la CM- 2028 a la altura de Fuentenovilla. Foto: CEIS Guadalajara
Tramo de la CM- 2028 a la altura de Fuentenovilla. Foto: CEIS Guadalajara

Guadalajara recupera este lunes la normalidad tras las intensas lluvias caídas durante las tarde del domingo, cuando se recibieron cerca de medio centenar de llamadas a emergencias en Guadalajara, Cabanillas, Marchamalo o Azuqueca.

En Guadalajara capital, se recibieron 24 llamadas en el 092, según ha informado este lunes la Policía Local de Guadalajara.

A lo largo del domingo se registraron varias intervenciones, como la producida a las 13.02 horas, en la intersección con la calle de la Iglesia, cuando cayeron de cascotes de un edificio sin actividad.

Además, a las 15.36 horas, en el paseo de Fernández Iparraguirre, un vehículo quedó detenido en la calzada al no poder continuar debido a una zona inundada y cuando la vía quedó libre, el vehículo fue retirado por su conductora.

También a las 15.40 horas en la calle Francisco Aritio, a la altura del paseo de la Estación, se formó una gran balsa de agua por lo que se procedió al desalojo del agua y el servicio de limpieza dejó practicable la vía.

A las 15.4 horas en la calle del Geo, se inundó la calzada y un vehículo quedó con una persona en el interior, que consiguió salir de la balsa y posteriormente se limpió la vía y quedó despejada.

Además, a las 16.42 horas en la calle Tomás Camarillo se produjo la caída de un muro y se avisó a bomberos para su inspección por posible peligro.

Posteriormente, a las 18.20 horas, en la plaza de Santa María, se formó una bolsa de agua en el fondo de saco de la zona peatonal, inundando varias viviendas y los inquilinos desalojaron el agua por sus medios.

También se recibieron llamadas por inundaciones en portales como en un edificio de la calle Ecuador y viviendas como en la plaza de Santa María, donde se formó una bolsa de agua en el fondo de saco de la zona peatonal, donde los inquilinos consiguieron desalojar el agua por sus medios.

En otros puntos de la provincia, como Marchamalo, también se inundaron vías a la altura de la Plaza Mayor y en una zona del polígono del Henares, sin causar daños de relevancia y que volvieron a la normalidad tras la tromba de agua.

En Cabanillas del Campo, la Policía Municipal recibió 22 llamadas de vecinos afectados, la gran mayoría de la "zona de los pintores", en calles como Murillo, Greco, Goya o Picasso, aunque también se recibieron algunos avisos desde la calle Año Mariano, y uno desde la calle Huertas.

En la mayoría de los casos se trataba de problemas por inundaciones de garajes y sótanos de viviendas.

En Azuqueca de Henares, varios garajes se inundaron en la zona de Vallehermoso y este lunes se ha suspendido el primer encierro de las Fiestas debido la lluvia y su afección en el estado del recorrido.

Pese a las numerosas incidencias y la fuerte tromba de agua caída, no hay que lamentar daños de consideración ni personales ni materiales.

COMPARTIR: