SE INVESTIGAN LOS HECHOS

El Seprona localiza cebos de veneno y de carne en parajes de Toledo y Ciudad Real

Imagen de archivo Imagen de archivo

Agentes medioambientales de Castilla-La Mancha y del Servicio de Protección de la Natural (Seprona) de la Guardia Civil han abierto una investigación tras detectar la presencia de un cebo de carne en una zona natural de la provincia de Ciudad Real.

Según han informado a Efe fuentes del cuerpo de agentes medioambientales adscritos a la Consejería de Desarrollo Sostenible del Gobierno regional, la investigación se ha abierto a raíz de que este pasado domingo apareciera muerto con síntomas de envenenamiento un perro.

Fue el propietario del perro el que avisó a los agentes, que se personaron en el lugar junto con efectivos del Seprona, para iniciar la búsqueda de posibles cebos envenenados.

Durante el rastreo de la zona se localizó un cebo de carne que ha sido mandando a analizar al Centro de Recuperación Fauna Silvestre (CRFS) 'El Chaparrillo' de Ciudad Real para comprobar la presencia de veneno o no en este cebo, y también se envió al mismo centro el perro hallado muerto, con el fin de poder constar la presencia o no de veneno en la zona.

Dispositivo de búsqueda

Un día después del hallazgo los agentes medioambientales y los miembros del Seprona, junto con una perra especializada en la búsqueda de veneno, organizaron un amplio dispositivo de búsqueda de más cebos en la zona, pero no los localizaron.

Los agentes medioambientales han destacado el trabajo conjunto que han llevado a cabo con el Seprona y la buena coordinación que hay en la investigación que está en marcha.

La pasada semana los agentes medioambientales también participaban en la actuación llevada a cabo en dos fincas del municipio toledano de Calera y Chozas, con el apoyo de la Unidad Canina Regional de uso contra el veneno, donde se localizaron cebos envenenados y varios ejemplares de fauna afectados.

Nueva orden

La Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha tiene previsto sacar en las próximas semanas a información pública la nueva orden que revisa el Plan Regional del Uso Ilegal de Venenos en el medio natural, cuyo objetivo es actualizar sus contenidos especialmente en lo referente a la normativa en materia de conservación de especies y relativa a la actividad cinegética.

Además, también hará hincapié en la necesidad de ampliar la divulgación y educación a los sectores afectados en esta materia y, de hecho, el Plan regularizará la existencia de las unidades especializadas de lucha contra el uso ilegal del veneno instauradas en el Cuerpo de Agentes Medioambientales y les otorgará funciones de formación, difusión, divulgación y educación en esta materia.

También conformará y reglamentará el funcionamiento de la Unidad Canina Regional (con sede actual en Albacete) y el proyecto de ampliación de sus sedes en Toledo y Ciudad Real, por el momento.

El objetivo, será continuar persiguiendo el uso ilegal de venenos con contundencia, como se viene haciendo hasta ahora, con la diferencia de poder contar con más medios para ello.

Compartir