POR MOTIVOS MEDIOAMBIENTALES

El Gobierno de Castilla-La Mancha tumba el proyecto para construir un macrovertedero en Guadalajara

Imagen de recurso de un vertedero Imagen de recurso de un vertedero

La Dirección General de Economía Circular del Gobierno de Castilla-La Mancha ha denegado a Cespa Gestión de Residuos la solicitud de autorización ambiental integrada para el polémico complejo medioambiental para el tratamiento y gestión de residuos industriales no peligrosos en el término municipal de Guadalajara.

Así lo publica este jueves el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) en una resolución donde se recoge que la instalación de este vertedero puede afectar a la población de águila imperial, declarada en peligro de extinción, ubicada en esta zona.

Ha explicado que con fecha 11 de marzo de 2020 se recibe en la Dirección General un informe del Servicio de Medio Natural y Biodiversidad y que de acuerdo con la información suministrada en la primavera de 2019 se confirma la nidificación de una pareja de águila imperial ubicada a un kilómetro al oeste del vertedero, en el término de Guadalajara, que llegó a criar tres pollos.

Asimismo, en el informe se añade que, a principios del actual mes, hay indicios de que otra pareja de águila imperial, posiblemente proveniente del término municipal de Yunquera de Henares, arregla un nido de águila calzada en Málaga del Fresno, a 1,7 kilómetros al norte del vertedero.

El Servicio de Medio Natural y Biodiversidad manifiesta que en el año 2019 se han detectado once parejas en la provincia, siete de ellas en la Campiña, y destaca que "una posible afección a una pareja de águila imperial de esta comarca supone hacerlo sobre el 9 %-14 % de las poblaciones actuales respectivas", lo que podría suponer una afección que "podría considerarse entre severa y crítica, teniendo en cuenta además que se trata de una zona de expansión de la especie y podría verse afectada su dinámica poblacional".

El águila imperial ibérica es una especie amenazada declarada en peligro de extinción en Castilla-La Mancha y la Ley de Conservación de la Naturaleza establece la prohibición de la destrucción de las áreas de reproducción, invernada o reposo de las especies declaradas en peligro de extinción.

A juicio del Servicio de Medio Natural, la zona es un área en la que debe garantizarse la conservación del hábitat de esta especie amenazada y, en suma, considera que se deben buscar otras alternativas de ubicación mejor integradas ambientalmente.

Contra esta resolución puede interponerse recurso de alzada en el plazo de un mes, algo que la empresa afectada ya anunció que haría llegado el caso.

Compartir
Update CMP