EL PRESIDENTE PAGE PIDE MÁXIMA PRUDENCIA EN NAVIDAD

Castilla-La Mancha aumenta el personal para la vacunación del covid y prevé inyectar 15.000 dosis diarias

La vacuna contra el COVID-19 BNT162, que está siendo desarrollada por Pfizer y BioNTech La vacuna contra el COVID-19 BNT162, que está siendo desarrollada por Pfizer y BioNTech

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este viernes que el sistema regional de salud contará con 350 profesionales en un primer momento para administrar la vacuna contra la COVID, al mismo tiempo que ha previsto que sean en torno a 15.000 dosis las que se inyecten cada día.

Así lo ha asegurado este viernes el presidente autonómico durante la inauguración del consultorio local de Alameda de la Sagra (Toledo), donde ha señalado que "en la vacunación de la gripe, en dos meses, hemos administrado casi medio millón de vacunas con 209 profesionales".

A juicio del presidente, "esto pone de manifiesto que la región está preparada para administrar la vacuna del COVID" y por ello ha asegurado que desde el Gobierno "se ha incrementado un 50 por ciento los efectivos que se van a dedicar a la vacunación".

"Ya hay preparados 350 profesionales que se van a dedicar a administrar la vacuna, todo ello sin trastornar el sistema sanitario regional", ha esgrimido el mandatario regional, asegurando que "podremos llegar hasta 1.000 sanitarios dedicados a vacunar contra la COVID".

Sobre el ritmo de vacunación que tendría la comunidad, este sería, en palabras de García-Page, de unas "15.000 dosis diarias". "En tres meses podemos tener muy avanzada la vacunación en Castilla-La Mancha", ha esperado.

Del mismo modo, ha asegurado que "no hay problema de carencia de vacunas. Van a ir llegando y vamos a tener un sistema en Castilla-La Mancha en el que nadie se quede parado, siempre con un sistema muy controlado".

Prudencia en Navidad

García-Page, por otro lado, ha pedido "prudencia" de cara a las próximas fechas navideñas y ha defendido que la comunidad "va a ser de las que más defienda el contacto familiar" ya que entiende el presidente que "no es el sitio más delicado y es rastreable", a la par que ha solicitado dejar las fiestas para otro año.

Los motivos, es que ahora vienen "días muy señalados en los que psicológicamente, en un país dolorido, conviene juntarse la familia". "Está claro que las familias no es el sitio más delicado, porque es rastreable", ha argumentado.

Al mismo tiempo, lo que a García-Page no le gustaría es que se produjeran "fiestas y celebraciones en B". "Esta navidad, desde el punto de vista del ocio, es diferente", por lo que ha pedido dejar las fiestas para otro año, "que se podrán celebrar el doble", pero este 2020 "hay que ser prudentes".

El máximo mandatario de la región ha opinado que "los ciudadanos ya saben lo que tienen que hacer para no contagiarse", por eso ha querido lanzar un llamamiento "de responsabilidad". "Ya empezamos a ver que hay vacuna, que está a la vuelta de la esquina, y ya estamos trabajando para que cuando llegue la primera, la pongamos acto seguido".

Por eso, ha hecho un símil con el piloto Carlos Sainz y ha pedido que "tener responsabilidad en estos últimos metros antes de llegar a la meta y no averiar así el vehículo cuando estamos a punto de ver la luz al final del túnel".

Compartir