12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

TAMBIÉN DA LAS GRACIAS A AZNAR, RAJOY Y CASADO

Emocionado agradecimiento de Carmen Quintanilla a Cospedal en el momento de su marcha

Carmen Quintanilla, en una imagen reciente de la agencia Efe
Carmen Quintanilla, en una imagen reciente de la agencia Efe

La exdiputada nacional del PP y senadora ciudadrealeña Carmen Quintanilla, que cerró hace unos días una etapa en su vida política tras 19 años ostentando distintos cargos en el Partido Popular, ha asegurado que se va con la sensación de felicidad de haber servido a España y con la convicción de haber aportado trabajo y lealtad a su partido.

Así lo ha dicho en una entrevista concedida a la Agencia Efe, en la que ha explicado que se va satisfecha del trabajo que ha realizado por los pueblos de la provincia y convencida de que "nunca le ha fallado al PP, trabajando al lado de todos los presidentes provinciales" que ha tenido.

Satisfecha con su trabajo, ha asegurado que estará "eternamente agradecida" a su partido, a los presidente José María Aznar, Mariano Rajoy y Pablo Casado, y a la que fuera su secretaria general, María Dolores de Cospedal, por las oportunidades que le han dado y sobre todo por haberle "dado la posibilidad de servir a España y a todos los ciudadanos".

"Yo no dejo la política porque la política forma parte de mi vida y sé que ha habido titulares en la prensa que decían que me iba de la vida política, pero no me voy a dar de baja de mi partido al que he pertenecido 30 años de mi vida y el que forma parte de mi esencia, no lo haré, porque no podría yo estar en otro sitio que no fuera mi partido, aunque ahora me pongo en segunda fila", ha dicho.

Emocionada

Carmen Quintanilla, que no evita emocionarse al evocar su trabajo en los últimos 19 años, ha asegurado que los resultados de ello han permitido hacer posible "que cambiará la vida de las gentes". "He sido ponente de 11 leyes y además he tenido infinitas iniciativas legislativas con las que efectivamente he podido conseguir que la gente viviera mejor, y que la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres fuera poco a poco una realidad", ha señalado.

De estas iniciativas se siente especialmente orgullosa de haber contribuido a poner en marcha una estrategia nacional para combatir la soledad que viven los mayores, mayoritariamente los 1,8 millones de mujeres viven en España en soledad, y esta iniciativa, junto con la que permitió que se reconociera la sensibilidad química múltiple como una enfermedad alérgica en España, le llenan especialmente de orgullo.

Pero también se siente confortada por haber impulsado la Ley de Titularidad Compartida en España, de la que fue ponente, y que recuerda se aprobó por unanimidad, aun, ha reconocido, "cuando esta ley no ha acabado todavía de tener el recorrido que queríamos". Otras iniciativas de las que se siente especialmente satisfecha es haber hecho posible la aprobación del Estatuto de la víctima del delito, que por primer vez hizo posible que se empezara a hablar en España de las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Quintanilla no ha querido pasar por alto también su trabajo en Europa, donde recuerda que ha sido miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo, donde estuvo diez años y donde su trabajo dejó huella, hasta ser nombrada "parlamentaria permanente y de honor del Consejo de Europa".

Esta circunstancia, ha recordado, le "da la capacidad de poder seguir trabajando en el Consejo de Europa", porque puede intervenir "en cualquier momento en la asamblea parlamentaria, con voz, pero sin voto". En el Consejo de Europa, ha explicado a Efe, presentó por primera vez un informe que recogía la situación de los 120 millones de mujeres rurales en Europa, "que hoy aún está sirviendo de libro de cabecera a los Gobiernos de muchos países".

Allí también presentó otro no menos importante informe para que fuera reconocido el derecho al voto de las personas con discapacidad intelectual, que en España aprobó el Gobierno del PP. Tras 19 años, Quintanilla asegura que para ella empieza una nueva etapa, que la seguirá llevando al Consejo de Europa como parlamentaria permanente y a trabajar desde la vicepresidencia de la Unión mayores.

Pero, especialmente, dedicará nuevos y revitalizados esfuerzos a seguir presidiendo la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer) que ella fundó hace 37 años y que se ha convertido en este tiempo en la "organización más importante de mujeres rurales de España". Y ha asegurado que al igual en estos años las mujeres rurales han sido para ella "fortaleza y aprendizaje de vida", lo seguirán siendo para alcanzar su gran reto de proyectar a nivel internacional esta organización.

COMPARTIR: