CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las residencias de ancianos de Castilla-La Mancha siguen pidiendo medidas "urgentes y efectivas"

La Asociación de Residencias de la Tercera Edad de Castilla-La Mancha, Artecam, ha exigido este martes medidas "urgentes y efectivas" para solucionar "la situación crítica" de las residencias en la región a causa de la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, la asociación ha mostrado su "profundo malestar" ante una situación en la que se ven sin material, con poco personal y en la que se les "criminaliza abiertamente" ante algunos casos que "habrán sucedido pero que por supuesto no son representativos", aclara.

"No podemos permitir que se generalice y que el trabajo de las más de 190.000 trabajadores y el cuidado de 380.000 mayores esté en tela de juicio por informaciones sesgadas que alarman, sobre todo, a las familias de los usuarios que residen en algún centro del país y que por imperativo legal no puede visitarlas en persona", afirma Artecam.

Material

Artecam ha advertido de que "los EPIs no llegan" a los centros residenciales y "el escasísimo material" que se les facilita "es del todo insuficiente" para proteger a sus trabajadores, que tienen que atender diariamente a personas que, o bien están infectadas, o bien hay que tratarlas como tales debido a que presentan algunos síntomas de coronavirus, ya que "es imposible detectarlo ante la falta de tests".

"Exigimos por tanto que se nos dote de material suficiente para proteger a nuestros trabajadores y que se realicen a discreción tantos tests como sean necesarios para poder detectar al Covid-19. Estamos muy preocupados porque los tests que lleguen, si es que lo hacen, sean los tests fraudulentos que sólo tienen un 30% de acierto y que no están homologados", apuntan desde la asociación.

Personal

También denuncia Artecam la "situación de precariedad a nivel de personal". "La gran mayoría de las residencias se encuentran con situaciones en las que una gran parte de su personal está de baja, llegando en muchas ocasiones al 30% de la plantilla, lo cual hace del todo imposible el atender correctamente a los mayores".

"Resulta, por tanto, de vital importancia que hagan con agilidad los test para que quien no lo tenga, se incorpore a trabajar cuanto antes. Además de buscar medios para poder tener suficiente mano de obra para atender a los residentes, porque cada vez contamos con menos personal y no hay gente disponible para atenderlos", continúa.

Estigmatización a las residencias

Por último, afirman que a todo esto hay que sumar "el continuo acoso de determinados políticos, que lejos de reconocer todo lo que se está haciendo con tan pocos recursos, embisten abiertamente contra nuestro sector dando la sensación de que pretenden desviar el foco ante su gestión y criminalizarnos ante las defunciones que se producen en las residencias, donde, recordemos, todos los residentes pertenecen al grupo de mayor riesgo en esta crisis del Covid-19".

Compartir