BALANCE DEL CONCEJAL DE SOSTENIBILIDAD

Un plan del Ayuntamiento repara las fuentes ornamentales de Albacete y mejora su seguridad

La Concejalía de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Albacete ha llevado a cabo un programa de conservación y mejora en las fuentes ornamentales de la ciudad de Albacete, con el propósito sobre todo de hacerlas más seguras pues la carencia de instalaciones de cloración en muchas de ellas obligaba a realizar esta tarea fundamental para el buen estado del agua de forma manual.

La ciudad de Albacete cuenta con 43 fuentes ornamentales, algunas de cierta antigüedad. Este plan de mejora arrancó en agosto y hasta la fecha ha permitido eliminar grietas para evitar pérdidas de agua; reparar bombas para el correcto funcionamiento de los surtidores y circuitos de circulación de agua e instalación de cloradores salidos o en continuo para garantizar el buen estado del caudal.

Todas estas mejoras no han supuesto gastos extraordinarios para el Ayuntamiento de Albacete, pues han sido ejecutadas con cargo al contrato de mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad.

Julian_Ramon_concejal_de_Sostenibilidad

"Nos preocupaba sobre todo la seguridad, nos encontramos con fuentes que tenían sistemas de cloración estropeados o que simplemente carecían de ellos", ha explicado el concejal de Sostenibilidad, Julián Ramón, que estableció como prioritaria la intervención en estos surtidores. "Lo más llamativo son actuaciones como la que hemos hecho en la fuente del Parque Lineal, pero lo que más nos preocupa es que el agua de las fuentes de la ciudad fuera segura y prevenir posibles incidentes de salud", ha recalcado el concejal, que ha presentado el resultado de la fuente de la Fábrica de Harinas a la Asociación de Vecinos del barrio San Antonio Abad.

En estos cuatro meses se han hecho mejoras muy visibles en fuentes como la del Parque Lineal, pero también intervenciones importantes en la rotonda de la Carretera de Madrid o la de la Puerta de Valencia. Se han instalado cloradores en las fuentes de Puerta de Valencia, la de las Ranas y la del Niño en los Jardinillos, tres de las fuentes de la Fiesta del Árbol, en la fuente del Paseo de la Libertad, la de la plaza del barrio San Antón, la del Depósito del Sol, la de Pedro Lamata, la del Parque de los Cuentos y la del parque Ismael Belmonte.

Fuente del Parque Lineal

La fuente que hay frente la Fábrica de Harinas, en el Parque Lineal, es una de las que ha sido objeto de una mayor intervención. Esta gran fuente, en forma de tarta circular con tres niveles de agua, disponía de un solo circuito hidráulico; de sus cinco bombas tan solo le quedaba una bomba en funcionamiento, por tanto solo se podían accionar 8 de sus chorros. El resto de tuberías, que generaban chorros en otros niveles, habían sido anuladas y sus instalaciones eléctricas e hidráulicas estaban en muy mal estado. Así, ha sido necesario instalar nuevas tuberías, un nuevo sistema eléctrico y se han reparado las cuatro bombas estropeadas.

El resultado es una fuente que no solo ha ganado en seguridad, sino que además ofrece un juego de luces, con cambios de color, y chorros de agua con cambios de altura, que han convertido este tramo del Parque Lineal en un espacio mucho más atractivo para el paseo. El alumbrado que se ha instalado es además LED, con el consiguiente ahorro. También se ha saneado el vaso para evitar fugas de agua.

Mejoras de iluminación

La Rotonda de la Carretera de Madrid, ornamentada con una inmensa fuente con chorros de gran altura, también ha sido objeto de mejoras. El motor de arranque estaba averiado y se ha reparado instalando un sistema de arranque progresivo que evitará nuevas averías. Se ha instalado también nuevo alumbrado, con LEDs en los tres chorros centrales y en el perímetro de la fuente.

La Fuente de las Ranas, todo un icono de Albacete, también ha visto mejorada su iluminación, con paneles LED en su base. Igual que en la fuente de la plaza de Benjamín Palencia se han instalado LEDs policromáticos en su perímetro.

La Fuente de la Puerta de Valencia se encontraba también muy deteriorada, pues de las 28 bombas sumergidas que impulsan cada uno de sus chorros, tan solo funcionaban 5; también los focos halógenos de colores que embellecían la fuente estaban estropeados, solo cinco funcionaban. La actuación ha consistido en reparar las bombas y reubicarlas para conseguir un efecto más simétrico en los juegos de agua y la iluminación. Además, se ha instalado un clorador salino, al ser una fuente con un foso amplio y gran volumen de agua.

También en la fuente central del Parque de Abelardo Sánchez, se ha actuado reparando los cuadros eléctricos, que daban lugar a continuos cortes de funcionamiento de sus chorros.

Compartir