DESARROLLADO POR INVESTIGADORES EN VALENCIA

Un nuevo test rápido y barato detecta el coronavirus en media hora, y es español

Investigadores valencianos trabajan en el desarrollo de una alternativa a las pruebas PCR, un nuevo sistema de detección del coronavirus «rápido, barato y de fácil uso» basado en nanosistemas con puertas moleculares que permitiría detectar la infección por SARS-CoV-2 en treinta minutos.

El proyecto, financiado por el Fondo Supera covid-19 y que busca una alta selectividad y especificidad para poder utilizar el test en la práctica clínica, está siendo coordinado por la Universitat Politècnica de València (UPV), con la participación de investigadores de la Fundación Fisabio, del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) y del CIBER-BBN, según fuentes de la institución académica.

El nuevo sistema de detección, en el que trabajan prácticamente desde que estalló la pandemia, es un test rápido de tipo Point-of-care (POC) basado en nanosistemas con puertas moleculares, que permitiría detectar de forma rápida -en 30 minutos-, fiable y sencilla si una persona está o ha estado infectada por SARS-CoV-2.

«Entre las ventajas de las técnicas POC, destaca su capacidad de diagnosticar en sitios con infraestructura limitada, sin personal especialmente cualificado y sin el requisito de transportar la muestra a una instalación centralizada», según Ramón Martínez Máñez, del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) en la UPV, director científico del CIBER-BBN y coordinador del proyecto.

El equipo de investigación ya ha obtenido resultados preliminares que demuestran que es posible emplear secuencias del genoma específicas de SARS-CoV-2 para activar la liberación de un colorante fluorescente desde una matriz porosa, según las fuentes.

«Se está trabajando en varios aspectos que implican la detección directa del virus SARS-CoV-2, detectar secuencias específicas de RNA que indiquen la presencia de la infección y la detección de anticuerpos, todo ello en muestras directamente tomadas del paciente. La detección se realizará mediante una simple medida de la fluorescencia del medio», explica Elena Aznar, investigadora del CIBER-BBN en el Instituto IDM-UPV.

Los sistemas desarrollados están siendo testeados con muestras clínicas en el laboratorio del Hospital La Fe de València, en colaboración con el Doctor Javier Pemán, responsable de la Unidad de Micología y Parasitología del Servicio de Microbiología de La Fe y del Grupo de Investigación en Infección Grave del IIS La Fe.

«Esperamos que este sistema se pueda emplear tanto para detectar directamente el coronavirus como para detectar secuencias específicas de RNA que indiquen la infección por SARS-CoV-2 sin amplificación por PCR», señala Pemán.

Añade que el sistema se ha ensayado con pacientes de La Fe y con personas asintomáticas y ha demostrado «una alta fiabilidad diagnóstica, con gran sensibilidad y especificidad, con lo que estamos muy esperanzados de que este producto llegue al mercado y pueda ser utilizado cuanto antes para ayudar a controlar la pandemia».

Compartir