19 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

INCENDIOS

Controlados los incendios de Guadalajara y Cuenca, mientras se vigila el de Almorox

Los incendios forestales que se declararon en la tarde de este viernes en Villalba del Rey (Cuenca) y en Cercadillo (Guadalajara) han quedado controlados la pasada noche por los equipos que han estado trabajando en ambas zonas. Del mismo modo, los efectivos de extinción se encuentran vigilando el que afecta a la Comunidad de Madrid, en las cercanías de Almorox. 

El incendio de Villalba del Rey ha quedado controlado a las 0:18 horas de este sábado, aunque a primera hora de la mañana sigue trabajando en la zona un dispositivo integrado por tres medios terrestres y 16 personas, según se indica en el sistema Fidias de información de incendios forestales de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Desde que fue detectado por un vigilante fijo, a las 18:31 horas de la tarde del viernes, han participado en las labores de control y extinción 10 medios terrestres, siete medios aéreos y 78 personas.

A su vez, el incendio de Cercadillo, una pedanía de Sigüenza, quedó controlado a las 21:11 horas del viernes, y aunque en el Fidias no figura ya ningún medio operando en la zona, no se ha dado oficialmente por extinguido. Tampoco se ha dado por extinguido el incendio que se inició el jueves en El Picazo (Cuenca), que quedó controlado a las 12:50 horas de este viernes, y en el que aún trabajan un medio y tres personas.

Se vigila el incendio cercano a Almorox

Los bomberos de la Comunidad de Madrid continúan este sábado vigilando el incendio que ha afectado a los municipios madrileños de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos y apagando los escasos puntos calientes que salen a lo largo del día. Fuentes de Emergencias 112 han explicado a Efe que en la zona están realizando labores un total de cinco dotaciones del cuerpo de bomberos más los retenes forestales, una cifra de 25 efectivos.

Estos trabajadores lo que realizan son labores de vigilancia en todo el perímetro y se dedican a apagar los escasos puntos calientes o tocones que van saliendo a lo largo de las jornadas. Asimismo, ya se ha retirado también el dispositivo del SUMMA al igual que este viernes abandonó la ubicación el puesto de control que estaba en Cenicientos y ahora todos los trabajos se controlan desde la sede en Pozuelo de Alarcón. Sin embargo, el incendio todavía no se da por totalmente extinguido.

El incendio forestal comenzó el viernes 28 de junio en una zona de cultivo con arbolado disperso en la localidad toledana de Almorox y fue controlado este martes tras afectar finalmente a 2.186 hectáreas en la Comunidad de Madrid. Una vez que sea extinguido, la Guardia Civil y el cuerpo de bomberos de Castilla-La Mancha serán los encargados de investigar las causas del incendio que se originó en el pueblo toledano.

En alerta naranja

En su cuenta de la red social Twitter, el Plan de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Castilla-La Mancha (Infocam) advierte que toda la comunidad autónoma está este sábado en nivel naranja de alerta, es decir con riesgo muy alto de propagación potencial (IPP).

Este color en toda la región "significa que cualquier descuido o imprudencia puede terminar en un incendio forestal de consecuencias no deseadas", señala el Infocam, que pide a los ciudadanos que tengan mucha precaución en el medio natural y que avisen al servicio de emergencias 112 si ven fuego o humo.

COMPARTIR:
TAGS: