DAIMIEL, CIUDAD REAL

Tensiones de liquidez obligan a un Ayuntamiento de Castilla-La Mancha a pedir un importante anticipo al Estado

Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel (Ciudad Real) Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel (Ciudad Real)

El Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real), que preside el alcalde popular Leopoldo Sierra, pedirá un anticipo de 750.00 euros al Estado, de la participación que tiene en los ingresos que recoge de los impuestos, con el fin de atender las "tensiones de liquidez" en sus cuentas.

Según una nota municipal, unas "tensiones" generadas principalmente por los desfases de tiempo entre los gastos ocasionados por los convenios sociales suscritos con la Junta y los ingresos que provienen de éstos, según ha señalado el concejal de Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo.

La medida fue aprobada por mayoría, con once votos a favor (PP e IU) y seis abstenciones (PSOE), tras explicar el edil que cada año toca adelantar la cuantía conveniada -casi dos millones de euros-, en algunos casos casi un año, más de desembolso adicional con fondos propios de otro millón de euros en servicios donde "no tenemos las competencias".

Ha señalado, entre otros servicios, Ayuda a Domicilio, los centros de Día de los centros de Alzheimer y de Mayores, el Servicio de Estancias Diurnas del Centro de Mayores, la Unidad de Memoria, Piso Tutelado, el Centro Ocupacional Azuer o el Centro de Atención Temprana.

Por tercera vez

Será la tercera ocasión que el Consistorio daimieleño active esta herramienta financiera que brinda el ministerio de Hacienda a los ayuntamientos, que permite asimismo mantener el periodo medio de pago a proveedores y atender las nóminas de los trabajadores.

En estos momentos, además, el Ayuntamiento desembolsa la retribución de más de 60 trabajadores con cargo a un Plan de Empleo de la Junta del que tampoco ha recibido ninguna cuantía, lo que "resiente las arcas municipales que asumen esos anticipos y, también, el incremento en el salario mínimo interprofesional (SMI) aprobado en 2019".

Y ha añadido, entre otros "problemas" adicionales que afectan a la Tesorería Municipal y "acrecientan las tensiones de liquidez", la devolución en 2019 de más de 150.000 euros que provienen de la participación en los Tributos del Estado de 2017, ya que este año el Ministerio no ha posibilitado la devolución mediante préstamos como era habitual.

Además, "la falta de funcionamiento actual del Fondo de Ordenación que obliga a que el Ayuntamiento afronte pagos de préstamos que estaban acogidos a este mecanismo, 150.000 euros en lo que llevamos de año", ha concluido.

Compartir
Update CMP