ESTE SÁBADO, EN EL CONGRESO PROVINCIAL DEL PSOE DE CUENCA

Atención a la declaración de Page y lo que está dispuesto a hacer por Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha y presidente regional, Emiliano García-Page, ha asegurado que, "independientemente del papel que haya jugado cada uno", se va a "dejar la piel como socialista" para que el próximo presidente del Gobierno central sea Pedro Sánchez.

En el transcurso de su intervención en la inauguración del 12º Congreso Provincial del PSOE de Cuenca, García-Page ha advertido de que la "batalla en el 2019 va a ser reñida", aunque se ha mostrado confiado en que su partido ganará la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que aspira a gobernar "con mayoría absoluta".

"Pero no va a ser consecuencia ni de que se desmoronen los demás ni de los errores de los demás", sino que debe ser consecuencia, a su juicio, del "éxito" del PSOE, de su trabajo "y de la gente que nos lidera en los ayuntamientos, en la Junta y espero que en España", ha espetado.

Tras admitir que el mundo está inmerso en una "transformación planetaria", el secretario regional del PSOE ha instado a no "dudar de nuestros valores".

"Que nadie se engañe, nuestras ideas son las de siempre, no tenemos crisis ideológica en el PSOE", ha agregado para, a continuación, lamentar que, en ocasiones, "hay compañeros que cada vez que nos reunimos parece que tenemos que refundar el socialismo" preguntándose "por qué tenemos que refundar nada".

Referentes de Page

En este sentido, ha invitado a quien tenga dudas de cuál es su proyecto a que "tenga claro lo que ha hecho el PSOE con Felipe González, Bono o Barreda y lo que hacemos tantos concejales". "A veces nos volvemos locos en buscar argumentaciones, en refundaciones y parece que descubrimos todos los eneros un código ideológico", ha añadido, insistiendo en que el PSOE "no tiene por qué discutir sobre su código ideológico".

"Es el único partido en España que no se ha tenido que refundar" en tanto "algunos, como Podemos, ya están pensando hasta en cambiarse el nombre", ha continuado, al tiempo que ha admitido que dentro de la formación se han "cometido muchos errores y se cometerán, pero, globalmente hablando, es el partido más importante de este país".

A este respecto, ha defendido que en España "no se ha hecho nada importante sin el PSOE". "O gobernando o apoyando desde la oposición, y algunas cosas que hemos apoyado nos han llevado incluso a cicatrices internas que algunos hemos pagado muy caras", ha afirmado, animando a revisar el concepto de "liderazgos" y a esforzarse "en elegir a los mejores".

"Si hay fuerza y unidad la tiene que haber para no arrugarse ante las decisiones que tenemos por delante", ha proseguido, instando al conjunto a nivel nacional a que tomen "ejemplo de provincias como Cuenca, de cómo se hace una política contracorriente y se gana el voto a voto a pulso" y está "en condiciones de presentar candidatos en todos sitios", al contrario que en Cataluña, donde PP y PSOE "ha tenido que llevar gente de toda España para ser interventores y apoderados y, seguramente, en muchos casos, hasta hubiéramos tenido que ir de candidatos".

COMPARTIR: