VICTORIA SOBRINO, MIGUELTURRA

Otra alcaldesa del PSOE en Castilla-La Mancha anuncia que no repetirá como candidata y vuelve a su trabajo

Victoria Sobrino y su equipo ante los medios de comunicación
Victoria Sobrino y su equipo ante los medios de comunicación

La alcaldesa de Miguelturra (Ciudad Real), Victoria Sobrino, no se volverá a presentar como candidata del PSOE para intentar revalidad la Alcaldía. Tiene previsto volver a su profesión de profesora de Enseñanza Secundaria el próximo septiembre, y no ha desvelado quien será su sucesor como candidato, pues corresponde al partido. Victoria Sobrino sigue los pasos de otros alcaldes socialista que han renunciado a presentarse, como Mayte Fernández en Puertollano y Siro Ramiro en Almadén, ambos también en la provincia de Ciudad Real.

Así lo ha anunciado este martes en una comparecencia ante los medios de comunicación, en la que ha alegado motivos personales para no volver a concurrir, una decisión, ha dicho, "muy meditada y pensada". Sobrino ha negado haber recibido algún tipo de presión por parte de su partido para que en la "balanza haya pesado más el no".

Ha explicado que en 2015 se presentó con un compromiso de cuatro años y pese el haber sido una legislatura complicada, gobernaban en minoría, se ha mostrado muy satisfecha por el trabajo realizado: "Hemos logrado sacar adelante casi todos los proyectos de nuestro programa", concretamente, ha asegurado haberlo cumplido en un 83%. Además, ha añadido, aún les quedan cinco meses en los que seguirán "trabajando para finalizar los proyectos que quedan por concluir".

La aún alcaldesa ha dicho irse "contenta, orgullosa y afortunada" de haber tenido la oportunidad de haber aportado su "granito de arena para mejorar la vida de los vecinos y vecinas de Miguelturra".

Balance de gestión

Previamente ha dado cuenta de la gestión de su equipo de Gobierno con los principios del empleo, el bienestar social, la cultura, el deporte y la igualdad como prioridades. Un gobierno que Sobrino ha basado en la "honestidad, la transparencia, la eficacia, la cercanía y la solidaridad".

Entre los logros de estos casi cuatro años, la alcaldesa ha destacado la reducción de la deuda en 2,2 millones de euros dejándola en diciembre de 2018 en 613.000 euros y la reducción del desempleo en un 8,36%. Una cifra que Sobrino achaca en parte gracias a la mayor inversión hecha en el municipio en materia de empleo y formación, más de tres millones. "Miguelturra sigue creciendo en población y hemos logrado reducir el desempleo" ha añadido.

La aprobación de tres presupuesto en minoría y cumpliendo los objetivo de estabilidad presupuestaria, la regla de gasto y además los tres con superávit presupuestario, han sido otros de los objetivos cumplidos destacados por la regidora municipal, que también se ha referido a la declaración del Carnaval como Fiesta de Interés Turístico Nacional y el colegio número 5.

Retos por delante

Entre los retos apuntados por la alcaldesa para los cinco meses que le restan de mandato están la nueva relación de puestos de trabajo para los empleados municipales, el proyecto para incrementar la presión de agua en las viviendas, el estudio, ya encargado, para la ampliación del tablero del puente de San Isidro, la puesta en marcha de dos paradas de autobús, el convenio de depuración de aguas de Peralvillo y todos los proyectos de inversión financieramente sostenibles aprobados en diciembre con un importe de 700.000 euros con cargo al superávit. Unos retos que Sobrino confía en cumplir de aquí a mayo.

En otro orden de cosas, Sobrino ha afirmado que la conexión peatonal mediante una pasarela entre Miguelturra y Ciudad Real es un proyecto que no sólo depende del Ayuntamiento, sino también de otras administraciones, en referencia que en los Presupuestos Generales del Estado no aparece partida para esta actuación. "Seguiremos reivindicando y demandando porque es un proyecto en el que creemos, ya que Miguelturra se merece tener una conexión digna con la capital", ha añadido.

COMPARTIR: