REUNIÓN EXTRAORDINARIA EN EL MINISTERIO

Se busca mejorar la Atención Primaria en toda España: importantes aportaciones desde Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aportado sus conocimientos y experiencia para la mejora de la Atención Primaria en una reunión mantenida en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Allí ha propuesto que los contratos de los residentes que acaban su formación tengan al menos dos años de duración.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, y el director general de Atención Sanitaria, José Antonio Ballesteros, han acudido a esta reunión convocados por la ministra, María Luisa Carcedo, para abordar el desarrollo de un 'Plan Estratégico de Acción en la Atención Primaria. Presente y Futuro' a nivel nacional, ha informado la Junta en una nota.

Fernández Sanz ha explicado que la ministra ha presentado un primer borrador para la elaboración del documento de consenso sobre la Atención Primaria, estructurado en seis estrategias que abarcan reforzar el compromiso del Ministerio con la Atención Primaria, consolidar una política presupuestaria y de Recursos Humanos, mejorar la capacidad resolutiva y la coordinación con los diferentes ámbitos asistenciales, potenciar el uso de las tecnologías médicas, reforzar la orientación comunitaria y la prevención de la salud y, por último, impulsar la formación y la investigación en Atención Primaria.

"Desde Castilla-La Mancha hemos realizado nuestras aportaciones, ya que trabajamos en todas estas estrategias", ha afirmado el consejero, quien ha explicado que, en la primera quincena de abril, se celebrará un nuevo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, por lo que hasta entonces, se podrán realizar aportaciones al texto presentado.

Para el consejero, el primer borrador recoge dos iniciativas que han sido demandadas desde Castilla-La Mancha como que los contratos de los residentes que acaban su formación tengan al menos dos años de duración, así como cambios en la formación universitaria de médicos, para que exista rotación en la Medicina de Familia de los MIR.

Posteriormente, se ha celebrado un segundo encuentro con representantes de sociedades científicas, colegios profesionales y sindicatos de profesiones relacionadas con la Atención Primaria, para que realicen asimismo aportaciones para que el texto definitivo tenga el máximo consenso.

A la salida del encuentro, la mayoría de los consejeros autonómicos se han mostrado satisfechos por el consenso alcanzado entre todos para mejorar la situación de los profesionales de la Atención Primaria y porque se vaya a convocar, la próxima semana, la Comisión de Recursos Humanos para analizar las urgencias y prioridades de la especialidad.

Ahora bien, tal y como ha avisado el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, la intención no es crear un documento académico sobre el futuro de la Atención Primaria, sino de uno que ayude a resolver sus problemas, la refuerce y la potencie. "Estamos ante el borrador de un primer documento para que trabaje el grupo técnico. Todos tenemos el compromiso de trabajar por mejorar la Atención Primaria, abordando las prioridades a medio y largo plazo y, por fin, el Ministerio nos va a convocar para analizar estas cuestiones", ha detallado.

Del mismo modo se ha pronunciado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, quien ha subrayado la importancia de que Sanidad coordine la elaboración del documento y, posteriormente, las comunidades autónomas vayan adoptando todas las propuestas necesarias para dar "la dimensión que la Atención Primaria merece" en cada región y, también, a nivel nacional. "Las propuestas que por ahora hemos planteado van dirigidas al modelo organizativo de la propia Atención Primaria, a las necesidades de los profesionales adaptadas a dicho modelo y al hecho de poder tomar decisiones conjuntas dentro del Sistema Nacional de Salud", ha aseverado Ruiz Escudero, para destacar la "lealtad institucional" de las comunidades autónomas con el Ministerio.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, ha recordado que "no hay soluciones mágicas" para el actual problema que presenta la Atención Primaria y ha avisado de la importancia de que se arbitren soluciones conjuntas para toda España con el fin de evitar "trampas" entre comunidades, o "guerras" entre consejeros, para atraer a profesionales a las regiones en detrimento de otras.

Precisamente para evitar estas "guerras", el consejero de Sanidad de Galicia, Jesús Vázquez, ha insistido en la importancia de que Sanidad asuma sus competencias de coordinación para ayudar a mejorar el modelo de Atención Primaria. En este punto, ha comentado que su comunidad ha presentado 175 propuestas de las cuales 75 son a corto plazo, si bien en el documento que Sanidad les ha presentado este miércoles sólo hay 16 a corto plazo. Dicho esto, Vázquez ha contestado a la ministra, que a la entrada a la reunión ha rechazado una convocatoria de MIR extra, señalando que su comunidad, al igual que otras, está a la espera de que les contesten a las acreditaciones que tienen pendientes para formar a más médicos y pediatras. "Tenemos acreditaciones pendientes y no hemos recibido contestación por escrito por parte del Ministerio. Por eso, le pedimos que use sus competencias para mejorar la posibilidad de que las comunidades formen a más especialistas, lo que además nos da margen para una celebración de una convocatoria extraordinaria de MIR", ha dicho el consejero gallego. De hecho, prosigue, esta convocatoria extra "ya se ha hecho en otras ocasiones", por lo que "no es algo" que se estén "inventando" las autonomías. "Es necesaria porque las jubilaciones de los próximos años serán muy importantes en Atención Primaria y no podemos estar hablando de tomar medidas y no usar las competencias del Ministerio para mejorar la situación", ha recalcado.

Estas declaraciones han sido corroboradas por la consejera de Sanidad de La Rioja, María Martín, quien ha reiterado la necesidad de que, más allá de la elaboración de una estrategia nacional, se lleven a cabo medidas "urgentes" a corto plazo para solucionar los problemas "reales" de la especialidad. "El problema fundamental es la falta de profesionales, la cual va a aumentar en los próximos años y, o se toman medidas a corto plazo y de forma urgente, o esto va a acabar en una guerra de condiciones entre las comunidades autónomas para conseguir tener los médicos de familia que haya. Lo que pedimos es que, independientemente de que haya una estrategia nacional de Atención Primaria, haya medias más concretas para solucionar los problemas actuales", ha detallado Martín.

Finalmente, el consejero de Sanidad de Asturias, Francisco del Busto, ha agradecido al Ministerio de Sanidad su disposición para crear un modelo común de mejora de la Atención Primaria con el apoyo de las comunidades, técnicos, profesionales e, incluso, pacientes. "Lo que queremos es un modelo de Atención Primaria que sea de futuro e ir cubriéndolo de las necesidades que tenemos cada día. Es un gran logro", ha dicho.

Posteriormente se ha celebrado un segundo encuentro con representantes de sociedades científicas, colegios profesionales y sindicatos de profesiones relacionadas con la Atención Primaria, para que realicen asimismo aportaciones para que el texto definitivo tenga el máximo consenso.

COMPARTIR: