PARA EVITAR INCENDIOS

Alerta máxima en Castilla-La Mancha: la Junta pide a los agricultores que dejen de hacerlo

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido a los agricultores de la región suspender la recolección mecánica de cereal hasta que pase la ola de calor, cuya previsión de finalización es el principio de la semana que viene, prioritariamente en las zonas de colindancia con superficie forestal, para evitar incendios.

Así se recoge en la carta enviada desde la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a los secretarios generales de las organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias para que se traslade a sus asociados una serie de recomendaciones en el medio natural ante el índice de riesgo de incendio forestal que es "muy alto".

En la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno castellano-manchego asegura que "esta situación excepcional" de calor "obliga" a la Administración regional a solicitar a la sociedad medidas "excepcionales de precaución".

En el caso de no poder suspender la recolección mecánica de cereal, la Consejería de Agricultura pide a los agricultores adoptar las siguientes precauciones como no cosechar en las horas centrales del día, y preferentemente de 14.00 a 20.00 horas.

Aun cuando las pocas precipitaciones han originado un escaso desarrollo de cereal, la Consejería aconseja mantener los peines de la cosechadora lo más alto posible, sobre todo en zonas pedregosas.

Además, si no fuera posible suspender el cosechado en parcelas colindantes con superficies forestales solicita realizar, "siempre que sea posible", un pase de gradas o vertedera en la linde con esta superficie de monte.

Desde la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se agradece asimismo la colaboración de las organizaciones y los agricultores y ganaderos en la conservación del medio natural.

ASAJA apoya la petición

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha ha apoyado la petición de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y ha solicitado a los agricultores que extremen la precaución y realicen las medidas preventivas necesarias para evitar que se produzcan incendios forestales durante la ola de calor que sufre la región, según ha informado la asociación en nota de prensa.

Asaja de Castilla-La Mancha ha recordado a los agricultores su responsabilidad para evitar los efectos devastadores que el fuego ocasiona en el medio natural. Por ello, ha explicado que, además de las cosechadoras, recomienda extremar las medidas en cualquier maquinaria o herramientas cuyo mantenimiento pueda generar fuego, como sopletes, soldadores o radiales, entre otras.

Igualmente, ha insistido en que no deben usarse barbacoas, ahumadores en la actividad apícola, arrojar basuras fuera de los contenedores habilitados o tirar colillas, entre otras medidas.

La organización agraria ha recordado también a los agricultores y ganaderos que su colaboración es fundamental para prevenir desastres, por lo que, si se divisa un incendio, avisen de manera inmediata al teléfono de emergencia 112.

Por último, Asaja Castilla-La Mancha ha ofrecido al Gobierno regional su colaboración, pero ha aprovechado para pedir que se valore el comportamiento de los agricultores y ganaderos para la conservación del medio ambiente, sobre todo, la respuesta de los mismos en caso de emergencias.

COMPARTIR: