Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

PAGE PIDE UNIDAD ANTE EUROPA

El plan de Castilla-La Mancha ante los "posibles recortes" en la PAC: "No dejaremos fuera a ninguna explotación familiar"

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, este jueves en las Cortes regionales (Ó. HUERTAS) El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, este jueves en las Cortes regionales (Ó. HUERTAS)

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha defendido que la negociación de la PAC "mejorará" porque se dan las condiciones, aunque ha avisado de que "es posible que haya recortes que habrá que gestionar distribuyendo los recursos de la mejor forma posible". "Y ahí siempre estará el contingente progesista. No dejaremos a ninguna explotación familiar fuera", ha añadido.

Así lo ha asegurado este jueves el titular regional de Agricultura en el pleno de las Cortes, al hilo del debate planteado sobre las repercusiones de la reforma del PAC en la región, donde ha advertido de que la negociación y alcanzar un acuerdo va a ser "difícil", toda vez que en ella participan 26 estados miembros y ha insistido en que la posición del Gobierno regional ante el debate pasa por defender de forma "clara y transparente una estrategia progresista y social".

"Queremos un modelo de convergencia de las ayudas, pues es de justicia y beneficia a los de Castilla-La Mancha que están por debajo de la media en euros por hectárea. No puede ser que un olivarero de una zona cobre más que otro de otra por hacer lo mismo. Queremos que desaparezcan los derechos históricos, pero ustedes --ha espetado a los 'populares'-- no se atreven a decirlo allí donde gobiernan porque no se lo compran".

Castilla-La Mancha, ha proseguido el consejero, defiende también de forma "contundente" el cobro del techo por explotación y un pago redistributivo que, si se aplica de verdad, priorizará a los profesionales del campo y les permitirá cobrar un pago extra vinculado a la renta.

Luego de defender que la posición de Castilla-La Mancha ante esta negociación la conoce el propio comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, al que Martínez Arroyo le entregó el documento en mano, ha precisado que la cuestión del dinero se abordará en Bruselas, y en este marco el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha sido "más contundente que ningún otro", al defender que los agricultores y ganaderos no merecen recortes y abogar por mantener las políticas clásicas de la Unión Europea.

Dicho esto, ha finalizado aseverando que el Ejecutivo regional mantiene una fluida interlocución en este y otros asuntos con los profesionales del campo de la región, a los que informa con "total transparencia" de la negociación.

El coronavirus del campo

El parlamentario de Cs Alejandro Ruiz ha arrancado el debate reprochando al Gobierno regional no haber previsto un plan de contingencia para cubrir la "pérdida de ingresos" de la PAC que va a sufrir la región y le ha afeado "intentar ocultar" dicho recorte "amplio" de fondos que perjudicará a Castilla-La Mancha y que, a su entender va a tener efecto "demoledor", hasta el punto de afirmar que la negociación de dicha política común va a ser "el coronavirus que va a rematar al campo español".

De ahí que, tras afirmar que la PAC representa la mayor fuente de ingresos que España recibe de Europa --en concreto el 46 por ciento de los fondos-- y "supone la vida o la muerte del campo español", ha reclamado al titular regional del sector "transparencia" en la negociación de la política agraria, que ha dicho no estar percibiendo, y "seriedad con los profesionales del campo", a los que ha de informar del menoscabo de ingresos que van a sufrir.

Así las cosas, Ruiz ha reclamado a la Administración que supervise y vigile los pagos efectivos de la PAC, ante el "fraude que existe en los cobros", y ha incidido en la necesidad de otorgar herramientas al campo español para que no tenga que depender de forma continua de las subvenciones que a la larga terminarán desapareciendo, mostrando apoyo a la propuesta del PP de bajar impuestos.

De su lado, la responsable de agricultura del Grupo Popular Lola Merino, ha arrancado su intervención lamentando que el Gobierno regional, "que tiene a los agricultores y ganaderos todos los días en calle con tractores", no haya acudido a este debate parlamentario con un paquete de medidas que es lo que necesita el sector, como ha hecho Madrid o Andalucía. "Pero en lugar de solucionar el presente les gusta aventurarse en el futuro".

"En Castilla-La Mancha hay muchos titulares, promesas y humo pero la realidad es que el Gobierno de Page pretende seguir mirándose el ombligo en lugar de proponer medidas para las familias del campo, que supondrían una inyección de vida para el medio rural, donde se pueda vivir con dignidad", ha defendido Merino, que ha reclamado presupuesto suficiente para Castilla-La Mancha y que no permita que se pierda ni un solo céntimo de euro.

"Si se queja de la mala negociación que para el anterior periodo hicieron Miguel Arias Cañete e Isabel García Tejerina suba aquí y diga que va a traer más dinero a Castilla-La Mancha", ha espetado la diputada del PP al consejero, al que ha reprochado su "dejadez y pasividad". "Aquí tiene toda la lealtad del PP pero suba a la tribuna y diga que no va a aceptar ninguna rebaja del presupuesto de la PAC bajo ningún concepto. Necesitamos más apoyo que de oxígeno a las explotaciones para incorporar a más mujeres y jóvenes", ha insistido Merino, que ha reclamado al consejero que las necesidades de Castilla-La Mancha estén recogidas en el plan estratégico nacional.

Page pide unidad ante Europa

De su lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reclamado unidad de acción de todos los sectores en la Comunidad Autónoma para defender que la nueva PAC no merme los fondos destinados a la Comunidad Autónoma, unidad también necesaria para intentar mantener la financiación relativa a los fondos de cohesión, toda vez que la primera propuesta de la Comisión Europea pasa por una rebaja del 14 % y del 12 % respectivamente, lo que afectaría a las cuentas castellano-manchegas. Así lo ha puesto de manifiesto este jueves durante su intervención en la inauguración de la Feria Apícola de Pastrana, donde ha avisado de que en Europa, "cuando ven a un país dividido sobre lo que quiere, se aprovechan".

Por tanto, considera que "España como país tiene que defender posiciones claras en un interés legítimo", a lo que ha sumado que Castilla-La Mancha "debe tener claro que una parte fundamental de su crecimiento es por los fondos de cohesión", dirigidos a "igualar oportunidades y generar progresos".

Compartir