22 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DÍA INTERNACIONAL DE LAS COOPERATIVAS

Una influyente voz de Castilla-La Mancha lamenta que aún exista "mentalidad patriarcal" en las cooperativas

La presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer), Carmen Quintanilla, ha afirmado que existe "una mentalidad todavía bastante patriarcal que impera en el medio rural" porque "hoy por hoy, para muchos socios es impensable que una mujer pueda presidir o ser miembro del Consejo Rector de una cooperativa que toda la vida ha sido gestionada por hombres".

Así lo ha manifestado en un artículo de opinión, recogido por Europa Press, titulado 'El valor añadido de las mujeres en las cooperativas agrarias' con motivo del Día Internacional de las Cooperativas.

Quintanilla ha señalado que "las mujeres consideran en muchas ocasiones que no cuentan con la suficiente formación para gestionar una cooperativa, pero no es verdad, porque cada vez hay más mujeres preparadas para afrontar los desafíos que tenemos en nuestro día a día".

"Aun hoy, las mujeres cuentan con una jornada laboral larga que no se reduce únicamente al trabajo que realiza en el campo porque somos nosotras las que educamos a nuestros hijos y cuidamos de nuestros mayores", ha afirmado Quintanilla, incidiendo en que esta situación, que trasladada al ámbito de las sociedades cooperativas, "dificulta no solo que la mujer no pueda formar parte de los consejos rectores sino que además, les impide asistir como socias a las asambleas, que suelen convocarse a partir de las 20.00 horas".

En este sentido, a su parecer, hay "varios retos con el fin de conseguir que las mujeres puedan ocupar el lugar que les corresponde en la toma de decisiones del cooperativismo agrario", cambiando "la mentalidad que impide a las mujeres tomar parte en la gestión de las cooperativas"

"Tenemos que ser conscientes de que no habrá futuro en nuestros pueblos sino contamos con las mujeres, y las cooperativas agrarias hoy más que nunca deben contar las mujeres, líderes de la sociedad rural.

Avanzar con ellas, es avanzar hacia el futuro de nuestro mundo rural", ha afirmado la presidenta de Afammer.

54% de empleo autónomo

Según ha descrito, "hoy las cooperativas se están adaptando a los nuevos tiempos, ampliando sus productos y líneas de negocio, y emprendiendo en nuevos campos", pero no puede olvidar "la faceta emprendedora de las mujeres, pues son precisamente ellas las que crean el 54% del empleo autónomo en el medio rural".

"Mujeres cada vez mejor formadas y preparadas para liderar los órganos de dirección de las empresas del medio rural. Las cooperativas tienen que aprovechar este espíritu emprendedor. Apostar por las mujeres del medio rural, es apostar por el futuro y el desarrollo de las cooperativas, pero sobre todo, por el futuro y el desarrollo de los pueblos en los que se ubican", ha destacado.

En esta línea, ha puesto en valor que "las mujeres rurales saben liderar, pero todavía hoy, su liderazgo no se ha aprovechado en el entorno rural y es prácticamente inexistente en el cooperativismo agrario".

A su juicio, "cuando las mujeres asumen el liderazgo ponen lo mejor de ellas mismas. Su liderazgo es transformador y beneficioso para las empresas, porque inspira y anima al equipo que dirigen a poner sus mejores capacidades en la tarea común generando confianza, respeto y credibilidad".

En cifras, ha recordado que en España, existen alrededor de 4.000 cooperativas agrarias y forman parte de ellas alrededor de 1.200.000 socios. De ese algo más de millón de socios, un 25% son mujeres, es decir, en las cooperativas agrarias tan solo hay 250.000 mujeres socias.

Asimismo, según Quintanilla, su liderazgo en los consejos rectores no existe, ya que tan solo el 3,5% de los miembros de las cooperativas de primer grado son mujeres, y menos aún, el 2,2% en las cooperativas de segundo grado.

COMPARTIR: