18 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SECTOR DE LA AGRICULTURA

Aumenta por momentos la preocupación por la sequía en Castilla-La Mancha

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha mostrado su preocupación por los daños de la sequía, que está condicionando la situación agrícola y ganadera durante el primer semestre del año y que, si las cosas no cambian, podría también marcar el futuro del sector.

Así lo ha puesto de manifiesto la organización durante la celebración de su Ejecutiva regional, donde se han tratado los aspectos que más preocupan a agricultores y ganaderos de la región, como son los aspectos climatológicos, ha informado UPA en un comunicado.

UPA Castilla-La Mancha lleva meses solicitando medidas urgentes tanto al Ministerio como a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, a los cuales les ha exigido "sensibilidad con el sector económico más importante de la región".

Desde UPA se ha estimado que los daños de la sequía suponen un ascenso del 40 por ciento en cereales y leguminosas con respecto al año pasado, a los que se suman "los perjuicios que podrían darse en fechas próximas en cultivos como el olivar".

También están sufriendo "complicaciones" en el sector ganadero, pues la falta de pastos está ocasionando que muchos ganaderos tengan que hacer un gasto extra y recurrir a la compra de alimento para sus animales.

A la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha le preocupa, asimismo, la evolución de los niveles de agua de los pantanos y acuíferos. La situación hidrológica es otra de las variables que está marcando la agenda de 2017 y podría condicionar de manera negativa el futuro de la región.

COMPARTIR: