16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

UPA EMPRENDE CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN EN ALBACETE

Llamamiento a la movilización social ante un "nuevo expolio" de agua en la región

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha reivindicado la movilización de Albacete ante el "nuevo expolio" del agua que supone el último acuerdo del Consejo de Ministros para el acondicionamiento, puesta en marcha y explotación de la batería estratégica de sondeos en Hellín.

Un acuerdo que incluye, además, la pretensión de derivar cada año 9,9 hectómetros cúbicos desde el acuífero Mingogil-Villarones al trasvase Tajo-Segura.

El anuncio de la campaña de sensibilización le han hecho público en rueda de prensa el secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, y el presidente de la Plataforma de Regantes de la Cabecera del Segura, Guillermo Sánchez, según ha informado en un comunicado público el sindicato agrario.

Morcillo ha expuesto que el acuerdo del Gobierno central supone "un nuevo expolio en materia hídrica a la provincia de Albacete y a Castilla-La Mancha" que sólo podría frenarse "con la movilización social tanto del Gobierno regional como de los ayuntamientos implicados de la zona" y también de sus vecinos: "Sin agua, tendremos que irnos de nuestros pueblos", ha reseñado.

Ha añadido que la maniobra del Gobierno supone bajar de 11,43 hectómetros cúbicos a 9,9 la cantidad de agua a derivar, una reducción con la que se pretende "evadir la tramitación ordinaria y convertirla en simplificada, para evitar el informe de impacto ambiental y el periodo de consultas".

"Desequilibrio social tremendo"



El acuerdo supone declarar "en riesgo las masas de agua de las que dependen los usos agrarios de la cabecera del Segura" imponiendo "severas limitaciones a su aprovechamientos, mientras que deja sin limitaciones las que resultan adecuadas para trasvasar agua hacia Murcia", ha lamentado Morcillo.

Según ha señalado, para la UPA "hay un desequilibrio social tremendo" en la política de agua del Gobierno porque "en el sureste albaceteño no hay otra posibilidad que el cultivo en secano, mientras en Murcia sí tienen otra posibilidad".

Por ello, Morcillo ha anunciado que "se prepara una campaña en toda la comarca para sensibilizar de este problema y plantear actos de movilización ciudadana" con los que mostrar, ha concluido, "el rechazo frontal de esta tierra al atropello que se quiere cometer con la región y con el sureste de Albacete".

COMPARTIR: