PIDEN A LA CONSEJERÍA DE AGRICULTURA QUE ACTÚE

Asaja vuelve a dar la voz de alarma ante el vino sin garantías que se ha colado en Castilla-La Mancha

La sectorial vitivinícola de Asaja de Castilla-La Mancha ha acordado solicitar a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural medidas encaminadas a retirar el vino que se hubiera elaborado con uvas que no cumplan con la trazabilidad y la calidad exigida por la normativa comunitaria.

El objetivo de la retirada del vino que no cumpla los criterios establecidos de trazabilidad y calidad es que no se desestabilicen los precios y el mercado, ha informado este miércoles en una nota de prensa la organización agraria castellano-manchega.

Ha recordado que Asaja ya hizo esta petición el pasado mes de noviembre y ha considerado que la Consejería de Agricultura "debería haber actuado antes", estableciendo como destino la elaboración de biocombustibles para la producción que no cumpla con la normativa europea de calidad de la Zona Vitícola C III b, a la que pertenece Castilla-La Mancha.

Asimismo, ha apuntado que la sectorial vitinícola ha propuesto subir las prestaciones vínicas del 10 por ciento al 15 por ciento, como otra medida de regulación del mercado, y dirigir también ese incremento del 5 por ciento al mercado de los biocarburantes.

Los representantes del sector han analizado otras opciones para que la campaña comercial del vino no se complique por el incremento de la producción de uva, pero ante el hecho de que "no se ha actuado a tiempo", han entendido que la mejor opción es destinar el vino de mayor calidad al consumo directo y, el resto, dirigirlo a biocombustibles.

Para Asaja de Castilla-La Mancha, "el sector necesita organizarse para planificar adecuadamente las campañas y evitar complicaciones", por lo que ha reiterado su consideración de que "la región necesita de una Ley de la Viña y el Vino y de una Interprofesional regional en las que se establezcan medidas dirigidas al control y a la vigilancia de la trazabilidad real del producto elaborado con la uva, como la certificación de los productos o la gestión de las producciones".

La organización agraria aboga por que se recuperen los mercados de mosto y alcoholes, "porque únicamente recobrando estos dos segmentos de comercialización tradicionales, se conseguiría estabilizar la producción presente y futura de la región", ha señalado.

Y ha hecho hincapié en que "la apuesta por la calidad tiene que ir más allá del discurso, y establecerse medidas reales para que las uvas de mayor calidad reciban un precio muy superior al de las uvas que no cumplan con la trazabilidad".

COMPARTIR: