06 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

VARIOS FICHAJES CONFIRMADOS

El nuevo Quabit Guadalajara apostará por jóvenes jugadores de proyección internacional

Kostadin Petrov ocupará el pivote morado
Kostadin Petrov ocupará el pivote morado

El Club Balonmano Guadalajara ha reforzado su plantilla para la nueva temporada con jóvenes promesas internacionales para los puestos de pívot, extremo izquierdo, los laterales y un portero que se sume a José Javier Hombrados, con el que el club confía contar, aunque aún no ha confirmado su continuidad.

La plantilla ha sido desglosada hoy por el vicepresidente del club, Alberto Quemada, en rueda de prensa en la que el presidente, Alejandro Ortiz, ha incidido en que el objetivo del club sigue siendo el de "fomentar el balonmano y tener el equipo lo más arriba posible".

Sobre la plantilla, Quemada ha apuntado que se ha fichado al extremo izquierdo Iñigo Barricart, de 24 años y 1,94 de altura, que lleva dos temporadas jugando en ASOBAL y que "reúne unas condiciones físicas y de calidad suficientes", ha afirmado.

Se incorporá también al extremo cubano de 23 años Daniel García, internacional por su país, de 1,97 de estatura y "polivalente y versátil", ha dicho Quemada.

En la portería, a la espera de confirmar en los próximos días la renovación de Hombrados, con quien ya se está en conversaciones, se ha fichado a Saeid Barkhardari, de 29 años e internacional con Irán que "ha disputado ya olímpicos y varios campeonatos del mundo, y tiene experiencia internacional que ahora quiere demostrar".

Según Quemada, el club quiere encontrar en el iraní "un portero de garantías que permita a Hombrados estar tranquilo y dé al equipo un plus de calidad en la portería".

En el pivote el refuerzo es el internacional macedonio Kostadin Petrov, de 1,92 metros de altura, del que se espera que "de también en defensa un plus de agresividad e intensidad", ha añadido el vicepresidente, quien ha avanzado que está pendiente de contratarse a otro pívot.

En el extremo derecho ha comentado que seguirán Nacho Moya y Jaime Gallardo, y en el lateral derecho continua Alberto Sanz, internacional que lleva ya tres años en el club, y se quiere contratar a un segundo que "se cerrará esta semana y es extranjero", ha avanzado Quesada.

En el puesto de central sigue, por quinta temporada, Víctor Montoya al que se une Chema Márquez, un jugador universal que, según Quemada, "tiene aspiraciones de llegar a lo máximo, con buenas condiciones físicas y buen juego".

En el lateral izquierdo el directivo guadalajareño ha mencionado a "dos profesionales que son un lujo", en referencia a Pablo Paredes y Antonio Serradilla, ambos convocados en la selección española absoluta, que "para un club como este es un orgullo", ha valorado Quesada.

Ha ampliado que a la plantilla de 14 jugadores profesionales se van a sumar a otros dos jóvenes promesas, "dos apuestas importantes", como son el central Javier Bodi, que jugaba en el Agustinos de Alicante y fue nombrado mejor jugador del torneo en el campeonato de España juvenil de clubes y de comunidades autónomas, y Daniel Santamaría, que jugaba en Ciudad Real.

En principio, ha aseverado el vicepresidente, ambos jugarán en el equipo de Primera división, pero alternarán los entrenamientos con el equipo de ASOBAL.

El vicepresidente ha concluido que, con estas novedades, "el club inicia un cambio de ciclo que conlleva también el relevo del entrenador de la plantilla". 

Los cálculos de Mariano Ortega

Mientras, el nuevo entrenador del Club Balonmano Guadalajara, Mariano Ortega, se marca como reto competitivo para su primera temporada en el equipo alcarreño intentar meterse en la mitad de la tabla, "entre los ocho de arriba", y clasificarse para la final de la Copa del Rey. 

Ortega ha sido presentado esta tarde por el presidente y el vicepresidente del club, Alejandro Ortiz y Alberto Quemada respectivamente, un encuentro en el que ha asegurado que llega a Guadalajara "con muchas ganas" y con la responsabilidad que conlleva este reto que ve como "una oportunidad enorme de volver a la liga Asobal". 

"Los objetivos tienen que ser difíciles pero realistas, no imposibles, y creemos que podemos tener capacidad" ha dicho el técnico a la espera de que se cierre toda la plantilla del equipo, buena parte de ella dada a conocer minutos antes de su comparecencia ante los periodistas. 

Ortega espera poder mantener en su equipo una "intensidad elevada" e intentar "ser eficaces y eficientes en ataque", y está convencido de que cuenta con una plantilla idónea para cumplir esos objetivos. 

Pero antes de nada quiere tomar contacto y estudiar el modelo estructural de todas las categorías tanto a nivel técnico, táctico, físico como psicológico, convencido de que la base de cualquier club está en la apuesta por jugadores del propio club. 

Utilizará esta próxima pretemporada para ese primer contacto y para mostrar los métodos de trabajo y asentarse en buscar el modelo de juego. 

Su propósito, de momento, no pasa por cambiar nada de lo que ha hecho su predecesor, César Montes, de quien ha resaltado el "enorme trabajo" realizado, y aunque no lo conoce personalmente, está seguro de que su etapa será más fácil gracias a la tarea realizada previamente por él. 

Cree que el equipo con el que va a trabajar es "muy equilibrado y muy competitivo" y ha valorado que se haya complementado con algún suplente más para reforzar y ayudar en momentos puntuales a la plantilla.

El nuevo técnico morado ha resaltado el nivel de los jugadores y, en este sentido, ha comentado que esta circunstancia le permite poder decir que pueden optar a situarse entre los primeros ocho puestos "e incluso más", aunque ha puntualizado que a medida que avance la temporada "habrá tiempo para mirar más abajo o más arriba". 

En cuanto al modelo de juego, ha explicado que pasa por intentar tener una defensa contundente, con varios sistemas defensivos (6-0 y 5-1), rotar muchos a los jugadores, mantener un ritmo alto en ataque y defensa, e intentar sacar el máximo potencial de cada jugador, pero siempre trabajando en conjunto. 

Pero tiene claro que gran parte de la responsabilidad en el tema ofensivo recaerá en los centrales, con alusiones específicas a Chema Márquez, del que ha dicho que es un grandísimo jugador que espera que juegue en el centro, y a Antonio Serradilla y Pablo Paredes, "que están entrando por la puerta de la selección", ha apuntado Ortega, que ha añadido que ha hablado con ellos y que "están pletóricos". 

No obstante, ha reconocido que se trata de un proyecto nuevo para el que se "necesita tiempo" porque hay jugadores que aún no conoce y, ha apostado por "a partir de ahí no dejar de soñar". 

Pero sus principios están claros, para este entrenador es fundamental el trabajo en equipo y la ilusión si se quiere ir hacia arriba, y en eso se va a empeñar, apostando siempre por "crear jugadores, más que ir a ficharlos", ha precisado. 

Sobre Jota Hombrados, quien fue compañero suyo, de momento no ha hablado con él pero acaban de terminar la temporada y será ahora cuando comenzará a trabajar ese aspecto. 

Sin querer prometer títulos de momento, ha dicho a los aficionados que va a tratar de trabajar al máximo para cumplir los objetivos marcados.

COMPARTIR: