SÁBADO, A LAS 17:00 horas

El Vestas Alarcos quiere impregnarse del espíritu del Quijote Arena para volver a ganar

FOTO: BM Alarcos FOTO: BM Alarcos

El Vestas BM Alarcos de Ciudad Real quiere impregnarse del espíritu del Quijote Arena. El mismo que le llevó a lograr un prestigioso triunfo ante el filial del FC Barcelona y que debe permitirle plantar cara a un experimentado Lanzarote (sábado, a partir de las 17:00 horas). Y es que el cuadro insular llegará a tierras ciudadrealeñas como una amenaza seria para los alarquistas. 

Y es que ante todo se quiere dar una gran imagen y competir. Y cómo no, asegurar los puntos en casa. Para el técnico del Alarcos, Javier Márquez, "a veces se podrá ganar con un balonmano preciosista y otras tocará hacer uno algo más rudo, de más contacto". Hay, por tanto, que adaptarse a las circunstancias, y las de este fin de semana obligarán a los ciudadreleños a imponer su ritmo de juego y no dejarse llevar por el del cuadro conejero, con más parones. 

El entrenador del Alarcos avisa de que el Lanzarote "ha cambiado mucho", pero en su análisis no oculta que tiene en su plantel, quizás algo corto, jugadores de plenas garantías. Se fija en la portería y no se deja en el tintero a Alberto Molina, Nico López Rey o Javi García, hombres con experiencia y talento. 

Sin Julián Granados y con la duda de Manu Díaz

Para la contienda, el entrenador de los alarquistas no podrá contar con Julián Granados, baja confirmada, mientras que se mantendrá entre algodones a Manu Díaz. No se ha ejercitado durante toda la semana y no será hasta los prolegómenos del encuentro cuando se decidirá su concurso. 

Compartir