LIGA ASOBAL

El Liberbank Cuenca entiende que se finalice el curso, aunque era partidario de esperar

Foto: EHF Foto: EHF

El entrenador del Liberbank Cuenca, Lidio Jiménez, ha entendido que la decisión de dar por finalizada la liga Asobal Sacyr, es "oportuna" pero, al tiempo, ha expresado que su deseo es "esperar lo que haga falta" hasta que se pueda volver a jugar con público en las gradas.

"Prefiero empezar la liga en diciembre, con vacuna y con público, que no en octubre sin él. Desde mi punto de vista, el deporte sin público no se entiende", ha afirmado Jiménez, quien ha reforzado que "además, jugar sin aficionados sería un golpe muy duro a nivel económico, más cuando estamos en una crisis económica y todos los equipos lo vamos a acusar".

Según Jiménez, la finalización de la liga es entendible porque "por salud parecía lógico parar de una vez por todas" y ha preferido "olvidarse de esta temporada y centrarnos en la que viene", aunque ha lamentado que "no se sepa cuándo se podrá volver a jugar, lo que crea una incertidumbre que nos preocupa mucho".

Cierre en Europa

También se ha dado por finalizada la Copa EHF, en la que el Liberbank Cuenca estaba compitiendo, a falta de dos jornadas para finalizar la fase de grupos, una decisión que, igualmente, "entiendo, pero no la comparto porque se podría haber terminado aunque fuera en diciembre", ha expuesto.

La plantilla del Liberbank Cuenca se encuentra afectada por un ERTE, que completa el propio club hasta alcanzar el sueldo real. u el entrenador, que también ejerce como director técnico, ha confiado en que "está crisis no merme la calidad de la plantilla, que está cerrada a un 99 por ciento, y que nuestra idea es mantenerla, pero si no es así habrá que reinventarse", ha sentenciado.

Finalizada la temporada, los jugadores que estaban en Cuenca han recibido el oportuno permiso para regresar a sus casas, circunstancia difícil para el grupo de brasileños y argentinos por las limitaciones en los vuelos a sus países.

Compartir
Update CMP