BALONMANO

El pívot manzanareño Marchán recibe la llamada de la Selección Española

El pivote del Abanca Ademar Rubén Marchán se estrenará como internacional absoluto con España -nunca lo fue en categorías inferiores- en el doble compromiso amistoso ante Hungría y Eslovaquia, con la intención de "aprender en un equipo consolidado y plagado de leyendas", según señaló el deportista a Efe.

El jugador manchego de 26 años y 2,03 de estatura, que cumple su segunda temporada en el conjunto leonés al que llegó como apuesta personal del técnico Manolo Cadenas que le reclutó del BM Benidorm, cree que la decisión de unir ambos sus caminos "fue la más adecuada, como se ha demostrado y esta convocatoria, además de ser un premio y una motivación, es el fruto del trabajo, también individual".

Marchán recibió la llamada del propio seleccionador nacional Jordi Ribera confirmándole su presencia en la convocatoria que supone la primera actividad de los "Hispanos" en los últimos diez meses tras revalidar el título europeo en Austria, Noruega y Suecia.

Para el jugador de Manzanares, único representante del Ademar León en la convocatoria y una de las novedades junto con Ian Terrafeta (PAUC), Ander Izquierdo (Anaitasuna) y Kauldi Odriozola (Bidasoa), la oportunidad "nunca se piensa en ella, ni se espera, pero se trabaja día a día para que pueda llegar".

Compartirá la posición con el actual jugador del Nantes francés y expivote del Fraikin Granollers Adriá Figueras al que ve "diferentes, por ser más móvil, sabiendo aprovechar a la perfección los espacios y corriendo muy bien, por lo que podemos ser complementarios", aseguró.

En todo caso, Rubén Marchán considera que todavía se encuentra "verde" en la faceta defensiva, a pesar de reconocer que "el Marchán que llegó a León es muy diferente al actual, pero todavía está en fase de crecimiento y aprendizaje". 

Compartir