COPA EHF

El Liberbank Cuenca se mide al favorito para hacerse con la Copa EHF en su duelo más exigente

El Liberbank Cuenca afronta este domingo uno de los partidos que pasará a los anales de su historia frente al Rhein-Neckar Lowen alemán, que visita la pista conquense, mientras el equipo local, pese a que sigue mermado de bajas, espera un ambiente irrepetible para seguir dando alegrías en competición Europea. Según ha señalado el técnico del conjunto conquense, Lidio Jiménez, Pablo 'Colo' Vainstein ha ido incorporándose a los entrenamientos, "pero no estará para el domingo", al igual que Hugo López, "que es duda casi descartable", por lo que convocará a Armando y Taravilla.

En cuanto a Thiago, que tenía inflamada la muñeca tras el choque de Nimes y forzó en el partido ante Logroño, Jiménez ha señalado que la salud del jugador es mejor y que estará de corto este domingo. "Nos vamos a enfrentar ante un equipo 'top 9'. En liga están siendo muy irregulares, pero nosotros tenemos que verlo como una fiesta del balonmano dentro de la intensidad, responsabilidad y trabajo con el que preparamos el partido", ha dicho el preparador, que ha apostillado: "la gente nos tiene que ayudar mucho para que el equipo haga ese sobresfuerzo para ganar el partido".

Del rival alemán, Lidio Jiménez ha destacado la falta de regularidad en competición doméstica, aunque ha indicado que sabe del potencial de los de Andresson. "Son un equipo que a poco que tengan el día bien es muy complicado ganarles. En Dinamarca lo hicieron así y ganaron al Holstebro fácil. Vamos a intentar que el máximo de sus jugadores no tengan el día, que se les haga el partido largo y nosotros competir hasta donde podamos", ha declarado el preparador, que ha pedido como condición 'sine qua non' que en El Sargal no quepa ni un alfiler.

Respecto a una posible clasificación europea, Jiménez no piensa por el momento en ello y ha declarado: "lo más importante es disfrutarlo, pero sin pensar en esas últimas jornadas, sólo en el domingo, dejarnos la vida, sacar provecho de nuestros jugadores, el equipo, la afición y ver si somos capaces de competirles, cuando llegue entonces la última jornada, si hay opciones, iremos a por ellas".

Por su parte, el guardameta argentino, Leo Maciel, ha descrito la cita dominical ante el equipo alemán como "un partido para disfrutar ante estos jugadores de nivel mundial, donde tendremos que hacer un esfuerzo casi sobrehumano e iremos a tratar de hacerlo lo mejor posible por encima de nuestras capacidades", a sabiendas de la fortaleza del Cuenca en casa, ha puntualizado.

Por otro lado, en referencia a sus porcentajes inusuales ante el Logroño, Maciel se ha mostrado muy tranquilo y seguro de sí mismo y ha afirmado: "tiene que ver un poco de todo, a veces el cansancio mental se nota por el hecho de no parar nunca, pasa factura". Sin embargo, ha aclarado que trata de no ser muy duro consigo mismo y ha apostillado: "sé que puedo tener algún bajón de rendimiento pero pienso en entrenar como siempre y no rendirme y, por suerte, el equipo cuenta con una portería muy buena con Samu también".

Compartir
Update CMP