15 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LIGA ASOBAL

El Quabit Guadalajara quiere plantar cara a uno de los titanes de la categoría

FOTO: BM Quabit Guadalajara
FOTO: BM Quabit Guadalajara

El entrenador del Quabit Guadalajara, César Montes, ha asegurado que el equipo tiene "ganas de competir" sobre todo cuando se enfrenta a un rival de la categoría del Granollers, con el que inicia este sábado la segunda vuelta, y al que ha calificado como "uno de los grandes". En la previa del choque de este sábado, ante al cuarto clasificado en la tabla, el preparador ha dicho: "Estamos bien, con ganas de competir, queremos vernos en un partido de competición de verdad, sobre todo cuando tenemos un rival tan temido como éste".

Montes ha considerado que "da igual ante quién empezar, Granollers es uno de los grandes, está arriba y en competición europea, consolidado en parte alta de la clasificación, pero la liga está muy igualada" y ha apuntado que "ellos perdieron en Santander, nosotros ganamos en León, todo es posible". Del rival ha destacado que hace una defensa que puede provocar errores en el rival, que después aprovecha al contraataque, y que tiene "jugadores desequilibrantes en todas las posiciones".

Asimismo, ha apuntado que el objetivo del Quabit Guadalajara es intentar mejorar lo conseguido en la primera vuelta, que ha calificado de "muy meritoria", a pesar de los contratiempos "que hemos sufrido y superado", ha añadido.

Vuelve el pichichi

Retorna al equipo Chema Márquez, pichichi de la Asobal de las dos últimas campañas, al que montes ha definido como "un jugador fundamental tanto en defensa como en ataque". "Está jugando más en la defensa pero la idea, tal como probamos antes de su lesión, es no dejarlo simplemente en la derecha sino que pueda intercambiar posiciones con el central", ha explicado el técnico andaluz del Quabit, que plantea también que Márquez actúe desde la izquierda "y tome protagonismo tanto en defensa como en ataque, explotando no solo su capacidad goleadora sino su capacidad de aportar en todos los sentidos". 

Por su parte, Márquez ha indicado que ha sido una de las pocas lesiones que ha sufrido y ha asegurado: "La verdad es que me encuentro muy bien tras más de dos meses parado", aunque ha admitido que "me costó mucho entrar y coger ritmo, para lo que han sido muy útiles los amistosos, he ido de menos a más y tengo muchas ganas". 

Respecto al partido de mañana, Márquez es consciente de que se enfrentan "a uno de los mejores de la liga" y ha apuntado que "allí está mi hermano, que lleva casi cuatro años, es un hueso duro de roer pero cuando nos hemos jugado, por ejemplo, entrar en la Copa, les ganamos y hemos demostrado que somos capaces de competir con ellos".

COMPARTIR: