20 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA FINAL-8 ARRANCA ESTE VIERNES EN ALICANTE

Liberbank Cuenca y Quabit Guadalajara afrontan su paticipación en Copa con licencia para soñar

Foto: BM Guadalajara
Foto: BM Guadalajara

 

El Liberbank Cuenca debuta en la Final8 de la Copa del Rey este viernes, a las 18:30 horas, ante el Bidasoa Irún, segundo clasificado en la liga ASOBAL, que para los conquenses supone la primera presencia en esta ronda definitiva y hace historia al igual que hace unos meses cuando debutó en la Copa EHF.

La expedición conquense se ha trasladado este jueves a tierras alicantinas tras haber realizado una sesión de trabajo en 'El Sargal' y se ha confirmado la baja del lateral Eskericic, tras sufrir la rotura de ligamentos en un tobillo en el partido ante el Holstebro.

La buena noticia es la recuperación de tres jugadores importantes, Thiago Alves, Leo Dutra y David Mendoza, ausentes en la última cita europea, que ha valorado muy positivamente el técnico, Lidio Jiménez: "No están al cien por cien, pero su aportación es muy necesaria para nosotros, y vamos a intentar sacar el trabajo entre todos", ha comentado.

Jiménez se ha mostrado optimista ante esta primera eliminatoria, aunque "no se sabe lo que puede pasar" y ha previsto, a priori, "un partido igualado porque somos dos equipos que estamos jugando a gran nivel".

Ha avisado, no obstante, que "Bidasoa está realizando una liga espectacular y es el mejor equipo, después del Barcelona, lo que indica que está haciendo las cosas muy bien".

Y sobre el que parta como favorito el cuadro irundarra, ha señalado que "no sé si nos beneficia, pero no quiero que eso nos quite la ilusión de ganar este viernes", ha concluido.

Se espera que más de un centenar de aficionados conquenses apoyen al Liberbank en este partido, a pesar de que muchos no han podido ir por coincidir con actos de la Semana Santa conquense, que se disputa en el pabellón municipal 'Pitiu Rochel', de Alicante, con el arbitraje de Raluy López y Sabroso Ramírez. 

Logroño, rival a batir para Guadalajara

Mientras, los cadetes y el primer equipo de BM Guadalajara se metían este jueves en el autobús, rumbo a Alicante, para disputar la Minicopa y la Final 8 de la Copa del Rey. Los cadetes se enfrentarán a Ademar León mañana a las 11:15h, mientras que los mayores se verán las caras con BM Logroño La Rioja a las 14:00h. Ganar esos partidos les daría acceso directo a las semifinales de la competición, por lo que los morados están especialmente motivados: “no nos conformamos con estar ahí, debemos querer más. Nuestra mentalidad debe ser ganadora,” apuntan en una nota de prensa ofrecida por el club.

Los hombres de César Montes viajan con ganas de sacarse la espina de las derrotas y mejorar la imagen mostrada en liga: “queremos reivindicarnos y somos conscientes de que si hacemos las cosas bien, todo es posible”. Sin embargo, el equipo al que se enfrentará mañana Quabit es un hueso difícil de roer, según las palabras del máster del equipo alcarreño: “La Rioja viene con una dinámica muy positiva, peleando por la segunda plaza en Liga y en la fase de grupos de la EHF, donde se ha mostrado como uno de los equipos más en forma de la competición”.

Rival difícil, pero no imposible, ya que Quabit BM Guadalajara se impuso a los riojanos en el partido de ida de la liga. Lo cierto es que BM Logroño La Rioja parte como favorito, algo que Quabit piensa aprovechar: “Si ganamos daríamos la sorpresa. Lo importante es la concienciación y la energía, salir a plantar cara y con un alto nivel de confianza”.

Los partidos se disputarán en el pabellón Pitiu Rochel, partido que fue el escenario del primer partido de José Javier Hombrados bajo la portería: “para mí va a ser un partido especial, porque aquí viví mi primer minuto de juego”. El portero está convencido de la capacidad del Quabit BM Guadalajara para superar los cuartos: “si el 100% del equipo da su 100%, tenemos muchas posibilidades de llevarnos el partido”.

COMPARTIR: