Blog de Lecturas

Blog de Lecturas

PEDRO A. LÓPEZ GAYARRE

El testimonio de Cervantes en Argel

Para cualquier mínimamente conocedor de la vida de Miguel de Cervantes, sin necesidad de ser un cervantista, un cervantólogo o un cervantino, que de todo hay entre la fauna que pulula alrededor de la vida y la obra del genio de Alcalá de Henares, resulta cuando menos abusivo calificar de “obra cervantina” a la denominada Información de Argel. Pero son las cosas del mundo editorial en que cualquier cosa vale para vender desde una contraportada. Y así un documento testifical que no es otra cosa que una declaración formal ante notario puede pasar a convertirse en una obra literaria más que añadir a las del autor del Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, y así se presenta en esta edición de Cátedra al cargo de Adrián J. Sáez: “Un tanto perdida entre las obras cervantinas y más recordada que conocida, la Información de Argel es un documento fundamental para conocer el cautiverio norteafricano de Cervantes. Armado como  un dossier con varias voces y manos, todos los textos permiten acercarse a la interesada estrategia cervantina de conformación de una identidad heroica a su regreso a España… de este modo, si se quiere, la Información de Argel se sitúa en el quicio entre la vida y la literatura…”.

Claro, que luego en el extenso y documentado prólogo las cosas se ponen en su sitio y uno se siente más de acuerdo con lo que allí se dice fuera de literaturas promocionales: “La Información de Argel es un documento burocrático (una información) destinado para un proceso de súplica, en el que, además, Cervantes únicamente es responsable directo del interrogatorio porque las respuestas corren a cargo de los testigos y entre medias está el filtro del escribano.

En pocas palabras: la Información de Argel no es literatura, aunque se relacione naturalmente con los textos cautivos cervantinos en poesía, novela y teatro. No es ni siquiera una relación de cautiverio porque sigue un patrón burocrático muy marcado. Y no hay que rasgarse las vestiduras ni buscarle tres pies al gato: la Información de Argel tiene valor documental (y no documental) como testimonio directo –con toda la mediación que se quiera- de la experiencia del cautiverio, al tiempo que constituye el punto de partida de la construcción de una imagen autorial repetida con modulaciones y la patente de corso que le permite tratar sobre el cautiverio con verdadero conocimiento de causa. En cierto sentido, la Información de Argel es la prueba que alimenta y respalda las posteriores formulaciones literarias del cautiverio por parte de Cervantes.

En esencia, la Información de Argel es el “traslado y copia de testimonio” (“Traslado”) de un documento de prueba organizado por Cervantes, que consiste en un interrogatorio de 25 preguntas a modo de viñetas narrativas sobre el cautiverio preparadas por él mismo, las correspondientes respuestas de doce testigos (once más uno, en verdad), y los paratextos de apertura y cierre de rigor por parte de fray Juan Gil y el escribano Pedro de Ribera…”. 

En definitiva un documento, jurídico de carácter burocrático cuya pretensión fundamental es volver del cautiverio blindado y protegido de las acusaciones que ha sufrido en Argel, con un certificado de buena conducta, a la par que la construcción de una imagen heroica propia que mantendrá en sus obras durante toda su vida.

Junto al documento principal se añaden la llamada Información de Madrid, realizada a instancias de Rodrigo de Cervantes, padre del protagonista en 1578, dentro de las gestiones realizadas para su rescate,  la certificación del Duque de Sessa en el mismo año, relativa a los servicios y méritos de Miguel de Cervantes y la conocida carta de 1590 del propio escritor solicitando un “oficio en las Indias” que acabó en ese “Busque acá en qué se le haga merced”, tantas veces citado.

En definitiva cuatro documentos que hasta ahora leíamos en biografías y estudios diversos y que ahora acompañados del extenso y documentado estudio de Adrián J. Saez, cualquier cervantino podrá tener a mano en la ejemplar editorial Cátedra. De ahí, a otra obra que añadir al corpus cervantino va por lo menos una legua. Vale.

Miguel de Cervantes (?) Información de Argel. Edición de Adrián J. Saéz. Editorial Cátedra. Letras Hispánicas. 2019. 264 páginas. 10,95€

COMPARTIR: